Este pequeño vídeo corresponde a la vídeo instalación de Eva Moreno una de las alumnas que tuve en el último postgrado de vídeo digital de la Universidad Pompeu Fabra en el que participé como profesor. La instalación es el proyecto de fin de postgrado. Sinceramente quedé gratamente sorprendido tanto del montaje técnico de la instalación como de la estructura conceptual de la pieza.

Os resumo un poco en que consistía. La pieza estaba formada por una rayuela dibujada en el suelo de la sala con tiza, ya sabéis, la cuadrícula esa que se utiliza para jugar a la”charranca” y otras variaciones similares. Pues bien resulta que este juego infantil y en aparencia tan simple esconde un profundo simbolismo entre las líneas de su cuadrícula que proviene de la noche de los tiempos. Cada una de las casillas sencillas o grupo de casillas dobles tiene un siginificado que tienen que ver con las diferentes étapas de crecimiento espiritual que atraviesa el ser humano a lo largo de su vida. El semicírculo final de la rayuela simboliza el fin del ciclo y el comienzo de un nuevo bucle (ésto de los bucles cíclicos parece sacado de la filosofía oriental, pero como véis es un tema que se ha tratado también en la filosofía y la mística occidental y no sólo en este juego sino en muchas otras ocasiones). Pues bien encima de cada una de las casillas de la rayuela había un sensor que identificaba la posición del jugador. Esta información era envíada al ordenador que la procesaba en un software llamado Jitter (otro día hablaré más en detalle de este programa) y devolvía a cambio unas imágenes o unas secuencias de vídeo tratadas en After Effects que variaban en función de la casilla ocupada por el jugador o de la dirección empleada, es decir si iba siguiendo el orden de las casillas o volvía sobre sus pasos recorriendo las casillas en sentido contrario.

Lo cierto es que el resto de proyectos del postgrado presentados por los demás de alumnos también eran muy interesantes, el nivel en general fue bastante alto.