Inicio

Authorware 7.0 Adiós a una gran aplicación

9 comentarios

Authorware

Adobe ha anunciado que abandona el desarrollo de la que fuera una de las principales aplicaciones de E-learning durante años, Authorware 7.0 (Aunque se seguirá vendiendo y soportando). La explicación es que las comunidades de usuarios que tradicionalmente habían utilizado Authorware han ido migrando año tras año a otras soluciones más acordes con nuestro tiempos como Captivate, Flash, Dreamweaver etc y sustituyendo las aplicaciones de auto-aprendizaje a través de CD-ROM o disco duro por aplicaciones online. Aunque los argumentos expuestos son ciertos la verdad es que aún así no puedo dejar de sentir cierta tristeza por el abandono de esta formidable aplicación con la que compartí tantos buenos y malos momentos (más de los primeros que de los segundos por suerte). Y es que su idea e implementación del desarrollo de aplicaciones interactivas a través del diseño de líneas de flujo basadas en iconos no ha sido, a mi modo de ver, superada aún por ninguna otra aplicación. Ni siquiera Flash, a la que considero una herramienta formidable por otra parte, se le ha podido acercar en este sentido. Pero es verdad que la estructura interna de Authorware está muy dirigida hacia las aplicaciones sobre soporte disco, se hizo un intento del salto efectivo hacia el mundo Online mediante la creación de Shockwave para Authorware, pero cualquiera podía darse cuenta que esta era una tecnología pesada, poco eficaz y complicada de implementar en comparación con otras más ágiles que surgían en ese momento como HTML o Flash.

Enfín, considero de todas formas que sería una buena idea retomar la idea del desarrollo a través de iconos en líneas de flujo y adaptarla a los nuevo tiempos, ¿os imagináis una aplicación con el interface de Authorware que acabara exportando un SWF totalmente funcional?, para mi sería algo realmente genial. Quien sabe… a lo mejor este invierno puedo convencer en San José a algún responsable de la plataforma Flash, tras unas cuantas cervezas Bud, para que estudie la idea :D.

Anuncios

El fotografo artístico y el artista fotografo

Deja un comentario

Existe un antigüo y relamido debate en el entorno de arte contemporáneo que viene a planetar algo así: ¿Cuando un fotografo puede ser considerado artista y cuando un artista puede ser considerado un fotografo?.Pues bien incluyo un artícuo de Jenny Fraser en la web Society of 2000 ya que me identifico bastante con lo que ella comenta al respecto.

Me gusta hacer fotos, me encanta hacer fotos. Hace años que vengo haciendo multitud de fotografías, a duras penas recuerdo la cantidad de cámaras que han pasado por mis manos (a pesar de que a algunas de ellas nunca las olvidaré), pero todas han sido relegadas al merecido descanso después de haber hecho un uso intensivo de sus prestaciones. La pregunta de cuantas fotografías he realizado por supuesto es absurda. No obstante no me considero fotógrafa, ni siquiera fotógrafa aficionada. Es cierto que he estudiado y practicado la técnica fotográfica durante años, incluyendo los revelados químicos, el manejo de ópticas o los tratamientos digitales, y por lo general puedo mantener una conversación técnica acerca de fotografía profesional sin demasiados problemas (bueno… con algunos, pero no por motivos de desconocimiento sino por otros algo distintos aunque esto sería otra historia…), entonces ¿por qué no me considero fotografa?, pues porqué me falta lo que para mi es esencial en un fotógrafo profesional o aficionado, la mirada y la mentalidad fotográfica. Me explico, si alguna etiqueta me tuviera que colgar al respecto, esta sería la de “artista” y no porqué lo sea sino porqué mi relación con la fotografía es artística y no fotográfica. Para aclarar este pinto me gustaría exponer mi opinión acerca del asunto.
Un fotógrafo, en general, gira en torno al mundo simbólico de la fotografía, para el artista la fotografía es un medio más, incluso el medio principal pero su actitud simbólica respecto a la disciplina es bien distinta. En primer lugar un fotógrafo, incluso un fotógrafo artístico, se cuidará bastante de refinar su técnica fotográfica tanto en el encuadre como en el posterior ajuste y proceso de plasmación en soporte físico para que se adapte al tipo de discurso que quiere articular con sus fotos ya se trate de un reportaje periodístico o de una fotografía artística. Para un artista la calidad de la fotografía no tiene porqué ser determinante y se dan casos donde se utilizan polaroids, fotos desenfocadas o fotos creadas con el móvil para crear una obra, no obstante tampoco se tiene que relacionar necesariamente fotografía de pobre calidad o nulo cuidado técnico con fotografía de artista, tenemos el ejemplo claro de Jeff Wall cuyas fotografías exhiben un dominio y calidad técnica impecables pero al que la mayoría se resisten a calificar como fotógrafo. Analizar su obra es la forma más rápida de entender el porqué e incluso de entender este artículo al completo. En otras palabras, tenemos fotógrafos artistas como Sebastião Salgado y artistas fotógrafos como Jeff Wall, ambos pueden estar en un museo de arte pero lo harán con roles bien distintos. En este caso el orden de las palabras tiene un significado decisivo. Pienso que la diferencia principal (aunque estoy simplificando y generalizando por necesidad de síntesis, lógicamente) es la mirada. Un fotógrafo tiene conceptos como el encuadre, el motivo, el enfoque, la profundidad de campo ,el color o (sobretodo) la luz en primera línea de pensamiento cuando rastrea la realidad con sus ojos. Puede tener más ideas en la cabeza, incluso ideas mucho más profundas, pero en la mayoría de los casos irán subordinadas a estos primeros parámetros. En mi caso antes de disparar lo que pasan por mi cabeza son conceptos totalmente distintos y tan dispersos que ni siquiera vale la pena citar aquí algún ejemplo, y sólo después aparecen ideas como el color o el enfoque y cuando lo hacen también aparecen bajo actitudes totalmente diferentes, de ahí que a veces retrate colores y combinaciones saturadas o apagadas que serían impresentables bajo criterios puramente fotográficos o que saque imágenes desenfocadas entre otras aberraciones desde el punto de vista de un fotógrafo, en otras ocasiones por supuesto la calidad técnica podría encajar dentro de unos cánones más o menos ortodoxos.
Como era de esperar se dan casos donde esta distinción alcanza niveles de ambigüedad tan altos que cuesta decantarse por una de las dos opciones, este sería, en mi opinión, el caso de Robert Mappelthorpe por ejemplo. Pues bien bajo este contexto yo me considero una artista aficionada.”

Extraidoo de: http://www.societyof2000.org

Hasta siempre compañero.

3 comentarios

 

francoisconn.gif

Esta mañana he recibido una triste noticia, mi apreciado compañero François Connan nos ha dejado. La enfermedad contra la que luchaba desde hacía tiempo finalmente ha vencido la batalla, no sin encontrarse antes con un duro contrincante que le ha plantado cara hasta el último día con una entereza y gallardía digna de la admiración del más curtido.

Hace muchos años que conocía a François, tuve la suerte de compartir con él muchos momentos de trabajo y algunos de ocio en la época en que era director de Macromedia en España, luego volvimos a coincidir trabajando juntos en Adobe.

François ha sido una de las personas que más ha contribuido al desarrollo del mercado y la cultura multimedia en este país desde las diferentes empresas en las que trabajó desde P-Ingienerie hasta Adobe pasando por Macromedia.

Analizando todo este tiempo y los buenos momentos que pasamos juntos no puedo expresar más que agradecimiento al que, para mi, fue uno de los mejores profesionales con los que he trabajado. Sirva este post como mini-homenaje.

Justo esta mañana le enviaba un e-mail de despedida pues hace días que preveíamos el desenlace final… demasiado tarde… la demostración práctica de que nunca debemos procastrinar lo importante y dejar que sea sustituido por lo urgente. Siempre llevaré conmigo el pesar de no haberme despedido antes, por eso quiero transcribir aquí el texto que iba dirigido a él, para que al menos contribuya a conservar algo más su memoria. Y ahora, mientras aporreo las teclas que hasta hace muy poco utilizaban sus manos y miro la pantalla que hasta hace poco miraban sus ojos, no puedo más que decir, GRACIAS POR TODO COMPAÑERO!!.

 

"Hola François.
 
Como no estoy seguro de que volvamos a vernos en este plano de existencia,
quiero aprovechar la ocasión para agradecerte de corazón la oportunidad
que me has dado de poder trabajar y colaborar contigo durante todos estos
años así como tu amistad, confianza y simpatía que nunca he creído
merecer. Gracias también por los consejos que me has dado desde que te
conozco, consejos que he puesto y sigo poniendo en práctica con éxito.
Recibe pues un fuerte abrazo y la garantía de que tu legado permanecerá
durante muchísimos años entre nosotros. Tengo la certeza absoluta de que
volveremos a vernos pronto en algún otro plano de realidad, ojalá pudiera
transmitirte a ti esa misma certeza. Así que hasta pronto compañero, yo
pago el vino ;-).
 
Un fuerte abrazo.
 
Toni."

Ejemplos de la herramienta Puppet de After Effects

4 comentarios

Una de las herramientas que más me ha gustado de la nueva versión de After Effects es la herramienta Puppet (Marioneta), traducida algo desafortunadamente al castellano como herramienta de posición libre. Se trata de colocar un objeto recortado en el escenario y clavarle una especie de “chinchetas” que definen los puntos de articulación de un hipotético esqueleto del objeto. A partir de ahí se pueden animar los objetos como si se trataran de títeres con una facilidad extrema (quizá demasiada) simplemente arrastrando y estirando de los puntos.

Lo que veis aquí apenas son unos primeros experimentos con la herramienta.

Vídeo