francoisconn.gif

Esta mañana he recibido una triste noticia, mi apreciado compañero François Connan nos ha dejado. La enfermedad contra la que luchaba desde hacía tiempo finalmente ha vencido la batalla, no sin encontrarse antes con un duro contrincante que le ha plantado cara hasta el último día con una entereza y gallardía digna de la admiración del más curtido.

Hace muchos años que conocía a François, tuve la suerte de compartir con él muchos momentos de trabajo y algunos de ocio en la época en que era director de Macromedia en España, luego volvimos a coincidir trabajando juntos en Adobe.

François ha sido una de las personas que más ha contribuido al desarrollo del mercado y la cultura multimedia en este país desde las diferentes empresas en las que trabajó desde P-Ingienerie hasta Adobe pasando por Macromedia.

Analizando todo este tiempo y los buenos momentos que pasamos juntos no puedo expresar más que agradecimiento al que, para mi, fue uno de los mejores profesionales con los que he trabajado. Sirva este post como mini-homenaje.

Justo esta mañana le enviaba un e-mail de despedida pues hace días que preveíamos el desenlace final… demasiado tarde… la demostración práctica de que nunca debemos procastrinar lo importante y dejar que sea sustituido por lo urgente. Siempre llevaré conmigo el pesar de no haberme despedido antes, por eso quiero transcribir aquí el texto que iba dirigido a él, para que al menos contribuya a conservar algo más su memoria. Y ahora, mientras aporreo las teclas que hasta hace muy poco utilizaban sus manos y miro la pantalla que hasta hace poco miraban sus ojos, no puedo más que decir, GRACIAS POR TODO COMPAÑERO!!.

 

"Hola François.
 
Como no estoy seguro de que volvamos a vernos en este plano de existencia,
quiero aprovechar la ocasión para agradecerte de corazón la oportunidad
que me has dado de poder trabajar y colaborar contigo durante todos estos
años así como tu amistad, confianza y simpatía que nunca he creído
merecer. Gracias también por los consejos que me has dado desde que te
conozco, consejos que he puesto y sigo poniendo en práctica con éxito.
Recibe pues un fuerte abrazo y la garantía de que tu legado permanecerá
durante muchísimos años entre nosotros. Tengo la certeza absoluta de que
volveremos a vernos pronto en algún otro plano de realidad, ojalá pudiera
transmitirte a ti esa misma certeza. Así que hasta pronto compañero, yo
pago el vino ;-).
 
Un fuerte abrazo.
 
Toni."
Anuncios