Ayer fuimos a ver la tercera temporada de la serie de animación en Internet hecha en Flash Cálico electrónico. la novedad es que fuimos a verla al cine en pantalla XXL pues ayer era el estreno y día único de proyección del último capítulo de esta temporada al que acompañaron la proyección del resto de clips. Fue toda una experiencia, no únicamente la certeza de comprobar como Flash se adapta perfectamente a la gran pantalla (¿alguien duda todavía de su versatilidad?), sino el poder disfrutar y reir en este nuevo formato de las aventuras del bueno de Cálico. Las entradas estaban agotadas, pero fueron muchos los que hicieron pellas (cosas que tienen el regalar entradas), pero aún así la sala estaba bastante llena y a juzgar por las carcajadas de la parroquia todo el mundo disfrutó tanto como nosotros.

Anuncios