Picture 12

(Pido disculpas por la mala calidad de las imágenes, están hechas con una webcam del siglo pasado).

Hace unos días y tras mucho tiempo leyendo sobre el tema por fin me hice con un lector de ebooks basado en tecnología de tinta electrónica. Se trata de un Inves book de el Corte Inglés que en realidad es un clónico del iLiber. He aquí mis impresiones tras unos cuantos días de utilización.

Hace un tiempo pude probar el que, en mi opinión, sigue siendo el mejor e-reader del mercado el Irex DR1000s, pero su precio (699€) estaba fuera de mis expectativas de compra y más teniendo en cuenta que su firmware aún no está muy depurado, sin embargo hay que reconocer que sus prestaciones hacen palidecer a cualquier competidor. El precio del Invesbook es de 299€ e incluye 120 libros. El caso es que tras chanchullos varios que no vienen al caso (todos legales ¿eh? 😎 ) mi nuevo invesbook me salía casi gratis, así que aproveché la oportunidad.

En general.

Lo primero que te llama la atención al cogerlo es su extraordinaria ligereza, son 190 g que aún se antojan menos cuando lo agarras. Es mucho más ligero que la mayoría de libros y de tamaño similar al de un libro de bolsillo. La calidad de lectura es mucho más que aceptable y sus ocho niveles de gris son suficientes para leer incluso comics o libro ilustrado. Realmente la sensación de lectura es muy cómoda a plena luz del día, no tiene nada que ver con la lectura en pantalla y lo cierto es que se agradece. Su superficie mate (no tan mate como un papel de libro de bolsillo pero si más mate que un papel couché) hace que con luz de lamparita o con luz artificial los reflejos que se produzcan sean mínimos y no entorpezcan para nada la lectura, la única advertencia a tener en cuenta es que si se utiliza una de esas lamparitas pequeñas especial para lectura de libro, se oriente el foco de la bombilla de forma algo indirecta para evitar una mancha difusa de reflejo que si podría llegar ser molesta. Pero en mi opinión una de las mejores ventajas es la posibilidad de poder llevar contigo cientos y cientos de libros sin tener que cargar con un carrito y un montón de kilos. Los formatos que puede leer son PDF, Epub (con tecnología Adobe digital editions), .txt, HTML, jpg, gif y bmp Aún no he hecho pruebas con documentos RTF. El tamaño de lectura es de unas 6 pulgadas y la resolución es de 800 X 600 píxeles lo que nos da una resolución aproximada de 170 ppi que es más que suficiente para ver los texto se imágenes con nitidez y definición (la resolución del Irex dr1000s es de 1024X1280 aunque su mayor tamaño hace que la resolución final sea de 158 ppi).

Libro de “texto corrido” (novela, ensayo, etc)

Este tipo de libros son de los más agradecidos con el invesbook. La posibilidad de contar con distintos tamaños de letra, hasta 8 tamaños distintos garantiza una lectura cómoda (yo lo tengo por defecto en tamaño 3 ). Aparte de la tipografía original del documento puedes elegir entre tres fuentes tipográficas distintas – Georgia, Courier y NTX New- para los documentos TXT, todas ellas muy aptas para la lectura. El texto se reproduce en modo “reflujo” así que aprovecha al máximo el ancho de pantalla y el flujo de texto se adapta al tamaño de fuente escogido. La inclusión de varios diccionarios (incluido el español y el portugués) asegura que no se produzcan particiones de silabas extrañas que dificulten la lectura. Para los textos en catalán la partición en español suele dar, por lo general, resultados aceptables para una lectura cómoda.

txt2

Libro ilustrado o manuales técnicos con ilustraciones

En este tipo de documentos la efectividad de la lectura dependerá de la maquetación de libro. Las cajas de texto refluyen, mientras que las imágenes se escalan para encajar en la pantalla. Por lo general el libro técnico que intercala textos con imágenes se podrá leer sin demasiadas complicaciones, la prestación de poder girar la pantalla para leer de modo apaisado consigue que las ilustraciones que se lean en este modo se puedan ver con más detalles.

Ilustracion

Revistas con maquetación compleja.

Aquí es donde el dispositivo muestra a las claras sus limitaciones. El hecho de mostrar los PDFs en modo “reflujo” en lugar de Wysiwyg hace que cuando se abre un PDF de una revista o una publicación con una maquetación compleja, dicha maquetación se desmorone completamente. El cómo se mostrará entonces la información dependerá de cómo haya sido generado el PDF y su estructura interna, pero normalmente lo que suele ocurrir es que el PDF se “despedaza” en sus diferentes “objetos” internos y los muestra de forma secuencial. Si la maquetación tiene una estructura más o menos secuencial aún se podrá percibir la lógica en la lectura de un artículo, de lo contrario (con maquetaciones “libres”) la lectura se vuelve imposible. Por poneros un ejemplo. Copié una historieta que había dibujado hace un tiempo y había maquetado en In Design, todas las viñetas eran caja de imagen mientras que los textos eran cajas de texto montadas encima de las cajas de imagen, pues bien, el resultado fue que por cada página me mostraba las imágenes sin texto de las viñetas (algunas de ellas partidas debido a la estructura interna del PDFX) y a continuación los textos de los globos y los rótulos. Si se descargan páginas de prensa de una hemeroteca, es mejor extraer el texto OCR que compaña a la mayoría de ellas y cargar en el reader ese texto en lugar del PDF escaneado que se mostrará como una imagen y que será ilegible en muchos casos.

HTML.

Aquí nos volvemos a encontrar con el problema de la maquetación y es donde se descubre si el creador de la página web es un buen o un mal “maquetador semántico” ya que el documento HTML se reduce a su estructura básica y desaparecen muchas de las florituras de estilo CSS. En la práctica totalidad de ficheros HTML que he probado la lectura se ha podido realizar sin problemas teniendo en cuenta que la mayoría de ellos eran artículos.

HTML

Cómics.

Los cómics acostumbran a ser 1 fichero de imagen por página dentro del PDF, esto hace que la página se escale al tamaño de la pantalla del reader. Como no hay posibilidad de hacer zoom, si el texto de los globos es demasiado pequeño se hace muy difícil leerlo. La representación de los colores con los ochos niveles de gris no obstante es aceptable para apreciar los detalles de los dibujos en todos los casos que he probado y con mangas, historietas de línea clara y otros tebeos en blanco y negro la lectura es perfecta. Así que en conclusión, una vez más, la maquetación hará que la lectura sea cómoda, pasable o directamente inviable.

comic

Otros.

-Es cierto que no huele igual que un libro, pero el olor de la funda de piel puede servir de consuelo.

-La batería según dicen las especificaciones es de 8000 pases de página ( ya que solo gasta energía cuando se pasa de página ), pero aún no he podido comprobarlo. Sigo trabajando con la carga de fábrica ya que, al contrario de lo que suele ser habitual, el dispositivo venía con la batería de litio llena (no olvidemos que estamos hablando de el Corte Inglés ;-)).

-Incorpora un juego de Sudoku y puede reproducir ficheros MP3, -para audio libros o para escuchar música mientras lees- que se escuchan a través de unos auriculares

-El sistema operativo basado en Linux es muy sencillo y muy muy simple. Se puede acceder a los menús de opciones y a las principales funciones a través de unos botones laterales

-Cuando cierras un libro y lo vuelves abrir aparece en la página en que lo dejaste y esto es muy cómodo (hace las veces de punto de libro). También puedes introducir marcadores para navegar rápidamente a páginas específicas.

Lo mejor

-La ligereza

-La comodidad de lectura

-La elegancia

-La facilidad de uso

-Las inherentes a la propia tecnología

Lo peor

-No tiene zoom

-No resuelve bien la visualización de PDFs con maquetación compleja

-No tiene wifi, ni retroiluminación ni se puede utilizar un stylus para anotar o dibujar

-No tiene el glamour de un libro (pero sí parte del feeling).

-Las inherentes a la propia tecnología (baja velocidad de refresco, ausencia de color etc.)

Anuncios