Hace unos días dábamos la bienvenida al iPad de Apple. Anteriormente ya había visto algún vídeo vaporoso del Microsoft Courier que no dejaba claro si se trataba de un experimento o un prototipo para un futuro producto comercial. Sin embargo recientemente han aparecido nuevos vídeos y anuncios de especifícaciones que hacen pensar que efectivamente Microsoft tiene la intención de entrar con fuerza en el mercado.

Os recomiendo que echéis un vistazo a este post de la web de Gizmodo.

Lo cierto es que si finalmente el aparato hace  lo que se ve y escucha en los vídeos, deja al iPad bastantes pasos por detrás. Conforme han ido pasando los días lo cierto es que el dispositivo de Apple, tras la expectación inicial, me ha ido decepcionando cada vez más y más conforme se conocían sus características técnicas y sus limitaciones, sin embargo, en el caso del dispositivo de Microsoft no puedes remediar sentir un ávido deseo de comprarlo después de ver los vídeos.

Habrá que esperar a que, como se comenta, salga al mercado antes de final de este año y efectivamente sea oro todo lo que ahora reluce. Pero si es así, me temo que a Apple le va a salir un digno y duro competidor…o no, porqué lo cierto es que las capacidades del Courier hacen pensar en un público objetivo más exigente y más orientado al mundo profesional o al menos a un uso “activo” del dispositivo. El iPad hace pensar más en un cliente objetivo en el ámbito del ocio y  el uso “pasivo” del aparato. ¿Las razones para pensar así?, la inclusión en Courier del lápiz y del reconocimiento de escritura son dos grandes razones. Personalmente siempre he pensado que se ha sobrevalorado el uso del dedo como herramienta táctil. El dedo es “gordo” y grasiento y no puede compararse con la precisión del lápiz para tareas como escribir a mano alzada, dibujar o incluso pulsar un teclado virtual de precisión. Quizá el dedo sea más comodo para “pasar página”, pero en cualquier caso el Courier incorpora ambas posibilidades.

Es cierto que el iPad tendrá un paquete de software como iWork, pero el aspecto general de la configuración “invita” más a consumir contenidos que a crearlos. El courier tiene más el aspecto de un Moleskine electrónico que invita más a escribir, dibujar, hacer recortes y componer nuestros propios documentos.

Desde luego como herramienta para artistas y creativos el hecho de poseer un lápìz, que según parece también tendrá sensibilidad a la presión, es la razón definitiva para escogerlo frente al iPad cuya aplicación Brushes, se queda un poco como anecdota o como un juguete frente a lo que podría haber sido una aplicación interesante, precisamente por tener que utilizar los dedos como pinceles (es cierto que se comercializan algunos lápices de terceras partes, pero los he probado con mi iPod Touch y lo cierto es que la experiencia no mejora demasiado, las puntas siguen siendo demasiado gordas).

A parte de todo esto, parece que el invento montará un Windows 7 mobile, lo cual quiere decir que podremos ejecutar aplicaciones Flash con el Flash Player 10.1 :-), (aparte de Silverligth claro está) otro punto a favor de Microsoft.

Si tienen el acierto, -que estoy seguro lo tendrán-  de sacarlo al mercado a un precio razonable ya me veo hablando anticipadamente este año con sus majestades los reyes de oriente ;-P.