Re-posteo un interesante artículo que he encontrado en el blog de Publicar en digital acerca de las nuevas posibilidades del uso de tipografía en la web.

“Hasta ahora uno de los hándicaps más habituales que los diseñadores gráficos se encontraban a la hora de publicar contenidos en la web era el entorno pobre en tipografías que era la web. Era común plantear un grafismo usando, por ejemplo, Photoshop® afinando al máximo el look & feel para que posteriormente el experto en maquetación HTML nos devolviera a la cruda realidad espetándonos un árido “con esta fuente no puede ser, cámbialo todo a Arial…” o similares.

pequeña muestra de algunas de las tipografías que ofrece Google Font Directory
Pues bien, parece ser que la era de la web tipográficamente pobre o repleta de parches de texto-imagen toca a su fin. Existen en la actualidad diversos servicios web que ofrecen utilizar hojas de estilos CSS vinculadas a sus servidores, donde también residen tipografías propietarias de libre uso. Google Labs por ejemplo ofrece el servicio de Google Font Directory.
Este servicio permite al diseñador web añadir vía HTML o Javascript una hoja de estilos situada en los servidores de Google, que a su vez alberga un catálogo tipográfico de libre uso. Un ejemplo de cloud computing aplicado al diseño. Si usamos ya sea el Google Font API junto con sus fuentes, o simplemente para cargar las fuentes de otro proveedor de fuentes web, será posible alcanzar diseños HTML más eficientes, donde no sea necesario sustituir texto por imágenes para alcanzar un grafismo atractivo en nuestras páginas web.”