Antes de seguir leyendo este post acerca de este vídeo de Javier Rada, creo que es importante que lo veáis para no hacer Spoiler.

Bien

 

 

 

¿Os ha gustado? A mi me parece una pieza sublime. Con un uso muy simple de la tecnología consigue una pieza que es inclasificable pero que juega de una forma magistral con los símbolos y los mitos y plantea una propuesta del origen y el destino del hombre tan inusual como interesante.

Es una cosmogonía, pero el autor hace referencias, en los comentarios del vídeo, a las teorías de Ray Kurzweil en referencia  a la relación de ese origen que desemboca en el escatón. Yo ampliaría además esa relación con la teoría del Timewave Zero de Terence Mckenna.

Una re-interpretación de viejas leyendas grecolatinas, sumerias y, diría que hasta animistas, con ese tratamiento atávico que consigue esa atmósfera inquietante y extraña a la par que fascinante que tanto nos gusta de este artista.

 

Según el propio autor reconoce se trata de una pieza visceral. Pienso que, efectivamente, eso se puede comprobar desde el primer visionado, pero a la vez la elaboración del guión y su poética nos dejar entrever una profundidad que por fuerza ha de haber sido el resultado de una intensa reflexión acerca de la condición humana (y divina por supuesto).

 

 

Algunas joyas extraídas del guión.

No era padre sino madre

En el principio no fue el verbo sino un grito primordial

El poder absoluto destruye

Para consolarlos Geona les enseñó la magia y ellos la convirtieron en ciencia

Para consolarlos Geona les enseñó el poder y ellos lo usaron contra otros hombres

Los primeros hombres fueron el experimento de la forma