Imagen

Tal y como anunciaba hace unos días, Wacom cumplió su promesa y el pasado 20 de Agosto anunció su tan esperada tableta portátil.

Se trata de la Cintiq Companion y responde al sueño  que tantas veces ha comentado en este blog; una auténtica máquina para dibujar portátil que puedas llevarte donde quieras sin depender de escritorios o de conexiones por cable.

Hasta ahora teníamos o las Cintiq normales que requerían la conexión a un PC y por tanto limitaban la movilidad o los intentos de tablet+stylus que quedaban varios pasos atrás en cuanto a las prestaciones que requiere un artista aguerrido.

Ahora, por fín, tenemos una tableta fácil de transportar, con un buen lápiz, sensible a la presión, y que puede contener en su interior todo el software necesario para realizar tus creaciones. Se acabaron las dependencias de otros aparatos. Tienes todo lo que necesitas para crear entre tus manos y de eso se trataba.

La nueva Cintiq Companion viene en dos sabores, la Companion y la Companion Hybrid. La primera es un ordenador en toda regla basado en Windows 8 y que puede equipar las mejores aplicaciones creativas del mercado, como las que se incluyen en el Adobe Creative Cloud. Incluye 256 o 512 GB de almacenamiento en forma de memoria sólida.

La segunda es una tablet basada en Android 4.2 y que funciona a la vez como una tableta Wacom Cintiq normal conectada a un Mac o un PC. De esta forma puedes trabajar con las aplicaciones creativas diseñadas para Android pero también con tus aplicaciones de ordenador favoritas si la conectas a tu ordenador. Incluye 16 o 32 GB de almacenamiento en memoria sólida

En ambos casos el lápiz que se utiliza es el mismo lápiz Wacom ergonómico con 2048 niveles de presión y que viene con un juego de 10 puntas intercambiables.

Algunos objetan que el hecho de tener tableta y ordenador juntos es un handycap pues la tableta ha de sustituirse cuando el equipo o el SO queden obsoletos. Personalmente pienso que esta es una objeción muy débil, especialmente para los que hemos soñado con este tipo de dispositivos independientes durante años. Un hardware y software como el que incluye la Cintiq Companion puede brindarnos muchos años de satisfacción antes de quedar completamente obsoleto, e incluso en ese punto aún se puede extender su uso mucho más tiempo, como prueban los ilustradores profesionales que aún mantienen activas sus antiguas tablets conectadas a estaciones de trabajo antiguas corriendo un Photoshop CS o CS2 o un Painter 6. Conozco más de uno de estos casos y en todos sus protagonistas mantienen un índice de productividad muy alto con sus “fósiles”.

Como siempre, el punto más delicado en estos objetos de deseo es el precio. Aunque aún no hay una información definitiva al respecto parece que la horquilla de precios estará entre los 1400 y 2400 euros dependiendo del modelo. Así que este producto no se presenta, a priori, como apto para alguien que no vaya a dedicarse a dibujar como principal actividad profesional salvo que tenga una cartera muy, muy desahogada.

Sea como fuere, se trata de una estupenda noticia saber que vamos a tener en breve esta maravilla en el mercado. Aunque yo por el momento no voy a poder permitírmela, queda definitivamente en mis lista de deseos😉