Los que sóis habituales de este blog ya sabéis que me gusta experimentar con las herramientas de software, mezclando los documentos de unas y otras para comprobar que resultados se obtienen.

Mi último experimento ha sido con Sculptris y Photoshop. Sculptris es un software gratuito de la empresa Pixologic famosa por su aplicación Zbrush. Confieso que estoy ahorrando para una licencia de Zbrush, pero mientras tanto me gusta poner a prueba las posibilidades de Sculptris que son muchas. Se trata de un software de modelado de tipo “Sculpt”, es decir a partir de una forma primitiva básica vas estirando, arrastrando, frunciendo, añadiendo o quitando materia como si de un bloque de arcilla se tratase con herramientas específicas para ello. Mediante este procedimiento puedes conseguir formas orgánicas con extraordinario nivel de detalle.

cr1

En esta ocasión he modelado un cráneo que luego llevé a Photoshop para proceder a la composición de la escena y el render. La exportación se realiza en formato .OBJ que abre directamente Photoshop. Dentro de Photoshop es posible duplicar la malla principal, así que creé un par de copias a las que modifiqué las escala. Luego añadí diferentes tipos de textura a cada una.

cr2

Una vez configurada la iluminación de la escena es hora de hacer una primera prueba de render.

cr3

Tras esta primera prueba se procede a hacer el render final con las sombras suavizadas. Éste es el resultado.

cr4

No está mal ¿verdad? Hay que decir que todo el proceso de texturizado y render se hizo directamente con Photoshop, sin utilizar ningún tipo de plug-in aparte.