birdAI

Pues sí, he decidido sumarme a la moda de los post de “listas 10” y que mejor tema  que los consejos que la experiencia me ha dictado a la hora de crear un trabajo de ilustración en Adobe Illustrator.

Antes de comenzar me gustaría dejar muy claro que no existe una única forma de hacer las cosas en Illustrator. De hecho, cuando daba clases de Illustrator, uno de los ejercicios que realizábamos en clase eran los famosos ejercicios zen, basados en los ejemplos del libro Illustrator Wov Book, en los que dibujábamos una misma forma simple de más de 20 maneras diferentes.

Por eso estos 10 consejos que a continuación expongo son los que a mí me han servido durante muchos años y que me siguen sirviendo a día de hoy. Aquí os lo dejo por si os pueden servir, pero no son leyes inamovibles y lo lógico es que cada uno lo adapte a su flujo de trabajo.

Dicho esto, aquí están los consejos-

  1. Antes de ponerte a dibujar, define tu proyecto. Antes de agarrar el ratón o el stylus es importante definir el ámbito en el que va a trabajar nuestra ilustración. Lo primero es decidir el modo de color, CMYK si el destino final es impresión offset o RGB si es cualquier otro propósito. Si no tenemos claro cual será el destino final entonces mi consejo es que definais el modo de color del documento en RGB pero creéis los colores a través de CMYK para facilitar la conversión cuando sea necesario.
  2. Determina la estructura de capas. Es muy útil coger papel y lápiz y definir la estructura básica de capas (o al menos pensarla en la cabeza). Es fundamental saber cómo vamos a estructurar los elementos en el documento para ahorrarnos tiempo y disgustos. No hay que reparar en gastos a la hora de utilizar capas, pero tampoco es aconsejable de utilizar más capas de las necesarias. Como norma general habría que mantener un número de capas con la que nos encontremos cómodos y que se correspondan con elementos estructurales de nuestro trabajo, por ejemplo; una capa para el fondo, otra para la línea, otra para el color y otra para los brillos y sombras (es sólo un ejemplo, piensa en tu forma de trabajar). A partir de ahí probablemente el propio proyecto te irá pidiendo más capas pero partir de una estructura básica pre-fijada te ayudará bastante.
  3. Crea muestras de color globales. Si posteriormente quieres modificar un color te será muuucho más fácil ya que cambiando los valores del color en la paleta automáticamente variará esa tonalidad en todos los objetos y trazados que lo tengan asignado. Para crear un color global marca la casilla “global” en el cuadro de diálogo de “Muestra nueva…
  4. Utiliza la función de pintura interactiva con prudencia. Si utilizas la herramienta de Blob Brush o pincel de manchas, mi consejo es que no transformes directamente el resultado en un grupo de pintura interactiva para rellenarlo de color, ya que quedará todo compactado en un sólo objeto y no podrás poner capas intermedias para sombras, brillos o colores de realce. En su lugar, te aconsejo que dupliques la capa con el trabajo de línea y entonces transformes esa copia en pintura interactiva para colorear, de esta forma podrás colocar entre la línea y el relleno de color tantas intermedias como necesites para añadir los efectos que desees.
  5. No te compliques la vida con la pluma más de los estrictamente necesario. Piensa en la forma que quieres dibujar y piensa si es posible hacerla con el buscatrazos. Muchas veces me encuentro con ilustradores que ponen al limite su destreza con la pluma para realizar formas que hubieran sido mucho más fácil de elaborar mezclando varias formas geométricas o incluso estirando los puntos de una circunferencia. Antes de empezar a crear trazados, piensa cual sería el camino más fácil y rápido de crear esa forma.
  6. Utiliza los efectos. Si puedes realizar cualquier operación con un efecto, no lo dudes, úsalo. Los efectos tienen la ventaja poder modificar los objetos de forma no destructiva, de forma que siempre será posible re-editarlos si se requiere. El efecto Transformar dentro de la categoría Distorsionar y transformar es especialmente útil ya que te permite crear duplicados, simetrías o matrices de una forma muy rápida y además cualquier modificación en el objeto original se transmite inmediantamente a los duplicados. Además siempre que quieras editar el resultado de los efectos puedes ejecutar el comando de menú Objeto>Expandir apariencia.
  7. Utiliza los símbolos. Especialmente si tienes muchos elementos clónicos (cómo hojas, tornillos, ornamentos de fondo etc.) en tu ilustración. Eso te permitira cambiar muy rápidamente el aspecto de muchas instanciass repetidas modificando únicamente el símbolo original.
  8. Crea una mesa de trabajo como “taller”. Es muy útil crear una mesa de trabajo amplia aparte del lienzo principal de la ilustración. Esta mesa de trabajo auxiliar te permitirá dejar objetos o grupos de objetos que posteriormente te podrán servir para tu ilustración sin alterar visualmente la composición original.
  9. Utiliza dos ventanas. Cuando elabores ilustraciones con un gran nivel de detalle es buena idea abrir una segunda ventana para realizar zoom en la zona en la que se está trabajando y dejar la otra ventana con la vista general de la imagen de forma que podamos comprobrar como afectan los cambios realizados al conjunto de la ilustración
    dWindows
  10. Descansa. Si el proyecto se prolonga mucho tiempo, date un respiro, levántate de tu puesto de trabajo y estira el cuerpo la vista durante unos minutos. Estar sumergido en una misma imagen durante un periodo prologando de tiempo hace que no percibas esa imagen de forma objetiva y se te pueden pasar por alto muchos fallos. Sobretodo no mires el dibujo durante el tiempo de relax. Cuando vuelvas al trabajo verás como captas la imagen de forma diferente y tu criterio para juzgarla será más sensato.
Anuncios