biblio

 

Y 2015 llegó a su fin. Un año más para este blog y ya son unos cuantos. Teniendo en cuenta que fue creado simplemente como excusa para realizar una demostración de una prestación que, en aquellos entonces, tenía Dreamweaver, no está mal.

Me gustaría acabar el año con una pequeña reflexión. Según un estudio de la revista Science la humanidad creó desde sus orígenes hasta el año 2003 5 Exabytes de información. Pues bien, en 2014 esa misma cantidad de información (5 exabytes) se creó en 6 meses y según los últimos cálculos, en 2015 esa misma cantidad de información se genera cada 48 horas. ¿Alguien dijo singularidad? Para 2016 es imposible prever cuanto tiempo utilizaremos para replicar esos 5 Exabytes pero todo parece indicar que será aún menor.

Para que os hagáis una idea aproximada de la cantidad de información que suponen esas medidas os dejo aquí la tabla de las medidas que ha sido consideradas hasta ahora.

1 Bit
8 Bits = 1 Byte
1024 Bytes = 1 Kilobyte
1024 Kilobytes = 1 Megabyte
1024 Megabytes = 1 Gigabyte
1024 Gigabytes = 1 Terabyte
1024 Terabytes = 1 Petabyte
1024 Petabytes = 1 Exabyte (hasta 2003 la humanidad solamente había creado 5 de estos incluyendo toda la filmografía y toda la literatura universal)
1024 Exabytes = 1 Zettabyte (Hasta ahora la humanidad apenas hasta ahora la humanidad apenas ha creado un par de estos)
1024 Zettabytes = 1 YottaByte
1024 YottaBytes = 1 Brontobyte
1024 Brontobytes = 1 GeopByte
1024 GeopBytes = 1 Saganbyte
1024 Saganbytes = 1 Jotabyte
1024 Jotabytes= ? (Es un número tan aberrante que a día de hoy no tiene sentido siquiera concebirlo)

brontobyte

Lo cierto es que pensar más allá de Zettabytes hoy día es pura ciencia ficción. Algunos fabricantes como HP fantasean con la idea de llegar al Brontobyte de información antes de final de siglo (suponiendo que se pueda fabricar un sistema de almacenamiento capaz de albergar tal cantidad de información), pero lo cierto es que hoy es absolutamente imposible saberlo.

¿Os imagináis llegar a un comercio y pedir una tarjeta de memoria de “32 brontobytes” podríamos guardar en ella no sólo nuestra vida entera sino la de toda la humanidad durante toda la historia e incluso la de varias humanidades alternativas.

Y con este desvarío os dejo por este año. ¡Qué tengáis un feliz 2016!