Inicio

Menos es más en dibujo vectorial

Deja un comentario

La ilustración es una disciplina apasionante por muchas razones. La capacidad de transmitir emociones a través del dibujo es algo para lo que algunos/as tienen especial habilidad pero que puede estar al alcance de todos con la suficiente práctica y dedicación.

La ilustración digital no es ninguna excepción, y dentro de esta variante, la ilustración vectorial que podemos realizar con aplicaciones como Adobe Illustrator tiene unas características propias que permiten conseguir resultados sorprendentes con una relativa economía de medios.

Y es que, en mi opinión, lo difícil no es conseguir un resultado satisfactorio con la aplicación de múltiples efectos y detalles, lo realmente complicado es conseguir transmitir una emoción con un número de elementos muy reducido.

Este tipo de ilustración minimalista es realmente difícil de manejar, o por lo menos lo es para mí, pues cuando se trata de expresar algo con unas pocas formas geométricas no basta con la técnica, hay que tener ese tipo de sensibilidad que te permite conectar con una parte de ti mismo capaz de reflejar una sensación no traducible a palabras.

Esta ilustración que realicé hace pocos días podría ser un ejemplo de lo dicho.

screen-shot-2016-09-27-at-11-01-14

 

Fijaos que la cantidad de vectores utilizada es mínima. La estructura es realmente simple. Pero una vez se le aplican los atributos de color queda algo así.

screen-shot-2016-09-27-at-11-01-30

Como podéis comprobar el uso del color se reduce a tres tonos, blanco, negro y gris, pero son más que suficientes para lograr transmitir el sentimiento de soledad y melancolía que estaba implícito en la idea original de la ilustración.

Cuando elaboro un proyecto como éste aunque siempre parto de una idea inicial, se trata de una pensamiento vago y en un estado que podríamos considerar difuso. Es conforme voy trazando vectores sobre el lienzo conforme empiezo a ver las formas que deben ir en cada posición específica del encuadre. Es un proceso curioso y casi mágico, pues me atrevería a decir que interviene casi en igual medida los dos hemisferios cerebrales, el izquierdo encargado del lenguaje y del razonamiento intelectual y el derecho responsable de las emociones y los sentimientos que no pueden expresarse verbalmente.

Es por eso que estas ilustraciones con un número de elementos mínimo no puede crearse de cualquier manera si se quiere transmitir algo con ella y que sea algo más que un conjunto inconexo de curvas. Al menos en mi caso necesito estar en un estado de animo determinado que me permita modular los mínimos elementos y colocarlos en la cantidad y la situación exacta hasta saber cuando el resultado es el correcto. Y esto es algo que se conoce de un modo bastante intuitivo, casi inconsciente.

¿Y a vosotros, os transmite algo este tipo de ilustración?

Anuncios

Presentación de novedades de Creative Cloud en Madrid

Deja un comentario

ccnovedades

El próximo miércoles 5 de Octubre estaré en el centro de co-working y escuela de diseño gráfico Neoland, presentando una sintesis de las principales novedades de Creative Cloud que presentamos el pasado mes de junio de la mano de nuestro distribuidor Tangram Solutions.

Si queréis conocer más acerca de esta reciente e interesante iniciativa de Neoland que une co-working y formaciòn, podéis hacer clic aquí.

Si queréis acceder a la agenda la presentación de novedades, puedes verla aquí,

 

CyborgNest North Sense

1 comentario

screen-shot-2016-09-19-at-11-24-45

.

En más de una ocasión he afirmado que  los objetivos de la tecnología cibernética no deberían limitarse a eliminar discapacidades en un individuo mediante la creación de prótesis biónicas como brazos, manos o piernas sino también a ayudar a mejorar las capacidades de nuestro cuerpo físico mediante la adición de nuevas funciones y “sentidos” que nos permitir extender las posibilidades de nuestro cuerpo.

Esta idea que quizá alguien pueda pensar arrogante o soberbia no es para nada novedosa. Durante toda la historia el hombre ha tratado, y en muchos casos conseguido, superar las limitaciones de su cuerpo natural, desde la propia ropa que vestimos hasta toda la colección de herramientas que hemos inventado tienen ese fin. Ni siquiera la idea de ampliar nuestras posibilidades mediante la tecnología cibernética es nueva. Con la popularización del uso de smartphone el común de los ciudadanos ha adquirirdo “poderes” que nuestros antepasados ni tan siquiera eran capaces de soñar. Podemos acceder a una cantidad ingente de información al instante como si lleváramos constantemente una biblioteca o un oráculo a nuestro lado, podemos comunicarnos con personas en casi cualquier lugar del mundo desde casi cualquier parte, podemos saber que tal les va a personajes famosos (y no tan famosos) casi a tiempo real y tenemos a una especie de “duende” que, en forma de GPS, nos dice por donde tenemos que ir para llegar a cualquier parte. Que esto sea algo que nos parezca normal hoy día por su uso habitual no quiere decir que se traten de capacidades asombrosas y casi milagrosas vistas en perspectiva.

Pues bien, desde este marco conceptual donde le damos la bienvenida a “North Sense” un proyecto liderado por el Cyborg Neil Harbisson que pretende aumentar nuestras capacidades añadiéndonos un sentido más a los cinco ya existentes. En este caso se trata de un pequeño aparato, bautizado como North Sense, que cabe en la palma de la mano y que puede adherirse fácilmente a cualquier parte de nuestro cuerpo. Con dicho dispositivo  sentiremos una vibración cada vez que nuestro cuerpo esté orientado hacia el norte, imitando así la capacidad innata que tienen muchas especies en el reino animal y que, según parece, nuestra propia especie también tuvo en alguna medida antes de que nuestros cachivaches electrónicos permitieran su total atrofia.

Ya está disponible en pre-venta por un precio de 350€ que podemos considerar razonable para aquellas personas que puedan sacar provecho de este nuevo sentido (exploradores, deportistas de alta montaña, marineros…) y quieran comprometerse con su evolución particular coo individuo hacia otro estadio de organismo ciborg. Esperemos que esta sea la primera de muchas iniciativas que tengan como fin el mejoramiento de la especie y la transición de la condición humana a la condición trans-humana.

Más infomación en http://www.cyborgnest.net/

 

El reto de la página en blanco

Deja un comentario

manoconLapiz

.

Para muchos artistas uno de los momentos de mayor tensión es enfrentarse a la página en blanco que representa el vacío, la nada. Ante nosotros no tenemos nada y de nuestro lápiz tenemos que sacar lo que sea. No obstante cuando hablamos de la “página en blanco” como siempre que nos referimos a cualquier término utilizado para representar a la “nada” , estamos hablando en términos relativos, en realidad la página en blanco no está tan en blanco como parece, incluso el papel más limpio y satinado puede mostrar irregularidades que pueden hacerse evidentes ante el reflejo de la luz, ya no hablemos si se trata de un papel reciclado, cuadriculado o re-utilizado como un papel de servilleta o la antigua hoja de un dietario, en esos papeles hay un montón de elementos gráficos incluso antes de realizar el primer trazo .

En realidad cuando hablamos de la página en blanco nos estamos refiriendo a que no hay “nada” respecto al estado anterior de la página, esa nada es una convención como lo son la mayoría de ideas que se utilizan en para expresar el concepto de “nada” ya que la “nada” absoluta es muy difícil de encontrar en el universo y casi imposible en la Tierra. Así que artificialmente nos imponemos un límite a partir de lo que ya hay en la página y situamos ahí un hipotético punto 0. Con esta decisión muchas veces lo que conseguimos es auto-infligirnos una tensión que en ocasiones puede minar la creatividad.

Por eso a mí me encanta dibujar sobre papel utilizado, si hay algo escrito o dibujado previamente mejor. De alguna manera la historia que está por contar se mezcla con los rastros de la historia ya contada previamente en un mágico palimpsesto que enriquece la obra final. Cuando empiezas un dibujo sobre algo ya impreso de alguna forma lo que vas a hacer ha de rendir homenaje a lo que ya hay en el papel aunque solamente sean manchas o trazos sin sentido y este hecho generalmente ayuda a la creatividad a dar ese gran salto al vació que se ejecuta cada vez que te asoma a una nueva hoja de papel.