zbrushcore

 

.

Zbrush es un software de sobras conocido por gran número de artistas digitales. Esta aplicación a día de hoy sigue siendo el referente esencial de “escultura digital” es decir que permite crear solidos 3d como si estuvieras trabajando con arcilla o plastilina. La primera vez que lo probé se me quedé tan sorprendido como la mayoría de los que lo hicieron y que venían, al igual que yo, del entorno del software de modelado poligonal clásico.

Con el tiempo y las distintas versiones Zbrush ha ido ganando complejidad y ha sumado funciones que permiten conseguir auténticas muestras de virtuosismo en el campo de la escultura digital. El principal problema que ha tenido siempre Zbrush para los artistas que se iniciaban en esta disciplina o que no tenían la escultura digital como principal actividad era por un lado el precio de la aplicación (en torno a lo 790$) y por otro lado la cantidad abrumadora de funciones y prestaciones que no son imprescindibles para los artistas que no se dedican al modelado 3D  como principal tarea y que elevaban la curva de aprendizaje de forma innecesaria.

Para cubrir este hueco Pixologic, el fabricante de la aplicación, sacó el año pasado Sculptris. Sculptris era una aplicación gratuita que servía como plataforma de entrada para todos aquellos usuarios nóveles en el campo de la escultura digital. Se trataba de la mínima expresión de Zbrush donde siempre se partía de una esfera de arcilla virtual y se disponía únicamente de las principales herramientas de esculpir. Aún así los resultados que podían obtenerse con Sculptris eran realmente sorprendentes. Yo fui uno de los que lo abrazó con entusiasmo en su día y me atrevería a aventurar que el éxito que tuvo entre la comunidad de usuarios que no podían permitirse Zbrush fue considerable. Sin embargo la falta de actualizaciones y la incompatibilidad con nuevas versiones de sistema operativo dejaban ver claramente que Pixologic no parecía estar por la labor de darle continuidad a esta herramienta.

Pero una vez descubierta la veta de usuarios no profesionales de escultura digital parecía claro que había que ofrecerles algún tipo de solución. Y esta solución ha venido en la forma de Zbrush Core que, ahora sí, se trata del propio Zbrush pero equipado únicamente con el set principal de herramientas de su hermana mayor que no obstante son más que suficientes para cubrir la práctica totalidad de necesidades del usuario ocasional de escultura digital. De esta forma en Zbrush Core disponemos de las principales funciones como bibliotecas de pinceles 3d con multitud de formas básicas con las que empezar a esculpir, la función Dynamesh para variar la resolución de la malla de forma dinámica, las Zspheres que son un método único de creación de estructuras para generar mallas 3d, simetría múltiple y un largo etc. Paradójicamente se eliminan funciones que sí estaban presentes en Sculptris como el acceso a materiales y texturas. Por otra aparte Zbrush core incluye la función avanzada de ruido que no parece tener mucho sentido cuando no es posible exportar la imagen de la escultura a una resolución mayor que el tamaño de pantalla.

Aún con estas pequeñas incongruencias hay que decir que en Pixologic han tenido un gran acierto al lanzar esta versión pues la barrera de entrada se baja bastante, en torno a 150$, y permite acceder a un número mucho mayor de artistas al apasionante mundo de la escultura digital.

Anuncios