Inicio

Pictoplasma

Deja un comentario

Pictoplasma.png

Pictoplasma es un festival de artes visuales centrado en el del diseño de personajes, que es una de las partes de la creación visual que más me apasiona.

Se celebra en Mayo en Berlín y da cabida a un montón de jóvenes creadores que expresan su creatividad desde múltiples disciplinas y con un afán totalmente experimental. De esta forma podemos encontrar personajes creados bajo la forma de dibujos, ilustraciones digitales, animación o creación artesanal en forma de esculturas, figuras o muñecos.

Desde su propia web declaran: “El proyecto impulsa la discusión interdisciplinar, el desarrollo y la promoción de nuevos vocabularios visuales -desde la ilustración hasta  la animación, desde los juegos al diseño interactivo, desde las artes urbanas a las artes gráficas”.

Si aún no conocéis este certamen y el interesante ecosistema que se está creando en torno a él, os recomiendo que echéis un vistazo a su web.

https://pictoplasma.com/

Anuncios

Aplicaciones no tan conocidas de Adobe (I): Presenter Video Express

2 comentarios

PresenterVideoExpress.png

Con este post inauguramos una especie de “sección” que irá mostrando productos de software de Adobe que, pese a estar aún en vigencia, no son conocidos para la mayoría de usuarios. De alguna manera pretende ser una especie de “gabinete de curiosidades, rarezas y caras B” de la compañía. Veréis como podremos encontrar auténticas joyitas entre ellos.

El primer producto en inaugurar este grupo de posts en Presenter Video Express.

Se trata de un sencillo pero eficaz editor de vídeo cuyo objetivo principal es crear vídeos de presentación, entrevistas y noticias en apenas minutos.

Para ello se incorporan todas una serie de fondos y cartelas de sobre-impresión para acompañar a carátulas de presentación o a vídeos de personas hablando a la cámara o a un hipotético entrevistador. También incluye interesantes de imagen para darles un toque personal a los resultados.

step1.png

step2

step3.png

Como podéis se trata de una ambición modesta pero que puede ahorrar mucho tiempo a responsables de departamentos de marketing y comunicación de empresas, instituciones o centros educativos para crear material corporativo, ya que permite obtener resultados de gran calidad e impacto sin que sea necesario tener grandes conocimientos de edición de vídeo.

La aplicación está disponible en modo suscripción o como licencia perpetua.

Métricas de utilización de software (o como hecho de menos a TextureScape 2.0)

Deja un comentario

TextureScape.jpeg

Vivimos en una época fascinante en cuanto a la utilización de software creativo, que duda cabe. Uno de los hitos que marcó esta época fue el cambio de modelo de negocio que inauguró Adobe con el paso al uso de software por subscripción. Desde entonces por una cuota razonable es posible acceder al portfolio completo de las aplicaciones de Creative Cloud. Por otro lado existen apps para dispositivos móviles que, también por precios razonables, proporcionan prestaciones que hasta hace poco no podíamos ni soñar.

Sin embargo esto no es lo único que ha cambiado en el mundo del software, también la conexión ubicua a internet de los usuarios ha propiciado las métricas anónimas que permiten a los fabricantes monitorear prácticamente a tiempo real la utilización que los usuarios realizan de sus aplicaciones. En el caso de Adobe, que es el que mejor conozco por razones obvias, me consta que cada vez que se ejecuta una aplicación de Creative Cloud bajo un Adobe ID se envía información de su uso a Adobe. No se envía ningún tipo de información de carácter personal sino simplemente información acerca del uso del software. Desconozco el nivel de detalle de la información que se lanza, pero por lo menos el tiempo de duración de las sesiones con un programa determinado es algo que a buen seguro se registra.

Este tipo de métricas permite al fabricante saber cual es la aceptación de una aplicación determinada. En el caso de Creative Cloud es útil para ver que aplicaciones tienen más éxito…y lo que es peor… cuales gozan de menor popularidad. De esta forma, cuando desde product management se tienen que tomar decisiones acerca de que productos potenciar y que productos discontinuar esta información tiene mucho peso.

Para mí esto no es necesariamente positivo, de hecho pienso que en muchos casos es negativo. El mejor software creativo no es siempre el que más se usa. Generalmente en el uso de aplicaciones de este tipo juega un gran papel la inercia, es decir la mayoría de usuarios empieza a utilizar lo que está utilizando la mayoría y son pocos los pioneros que se atreven a darle oportunidades a las nuevas propuestas.

En el pasado, antes de la época de las métricas, las compañías solamente podían comprobar la popularidad de un lanzamiento de software basándose en sus cifras de ventas y era necesario al menos un año para poder tener una estimación mínimamente fiable. Ese tiempo era suficiente para que los “early adopters” pudieran descubrir sus posibilidades y transmitir sus bondades al resto de la comunidad. Ahora los análisis se realizan a diario y ello conlleva el riesgo de que una buena aplicación muera prematuramente si los datos fríos no responden. Hay algunos product managers que siguen fiándose de su intuición y no se dejan engañar por la información analítica pelada, pero en las grandes corporaciones este perfil prácticamente no existe, pues la casi totalidad de Product Managers saben que pueden perder su empleo si insisten en sacar adelante un producto que no está respaldado por números de ventas y no se arriesgan.

¿Os imagináis que habría pasado con Flash si los índices de utilización se hubieran medido desde el primer día que salió al mercado Future Splash Animator (el nombre original de Flash)?, ¿o con Acrobat? En el segundo caso, el de Acrobat, el proyecto tuvo la suerte de contar con el apoyo y la visión incondicional y testaruda del entonces CEO de Adobe John Warnock que apostó por esta tecnología pese a la oposición del grueso de ejecutivos que no le veían futuro. Si esos ejecutivos hubieran tenido el apoyo de unas métricas de utilización que en un inicio fueron nímias, probablemente el PDF lo hubiera tenido mucho más difícil para salir adelante. Por suerte no fue así. En el caso de Future Splah/Flash fue la intuición de sus creadores y product managers junto con el buen hacer de los usuarios pioneros – que supieron ver el potencial de la herramienta – los que consiguieron que esta tecnología acabara convirtiéndose en lo que fue y que revolucionara el carácter multimedia de Internet (hay muchos que no recuerdan o ni siquiera saben que plataformas como You tube le deben mucho a Flash).

En mi caso particular recuerdo un software maravilloso llamado Texture Scape de la desaparecida casa Specular. Era un programa que te permitía crear texturas y patrones de repetición a través de estructuras de formas vectoriales a las que se añadían atributos bitmap. Han pasado muchísimos años y aún no he visto nada que ni siquiera se le asemeje en cuanto a rapidez y efectividad de interfaz y calidad de los resultados. Estaba claro que no era un programa para el común de los usuarios, sólo unos cuantos “freaks” supimos verle el potencial. Está claro que no fue un éxito de ventas (quizá porque apareció en el momento equivocado, quizá si apareciera hoy sería distinto), pero aún así dio tiempo a que aparecieran hasta tres versiones (1.0, 1.5 y 2.0) y pudiéramos aprovecharlo durante unos años. Seguramente si en aquella época hubieran existido las métricas de utilización de software esta increíble aplicación no habría pasado de la versión 1.0

Sigo, no obstante, abrigando el deseo (más que la esperanza) de que algún/a desarrollador/a descubra el concepto que había detrás de esta aplicación y tenga los bemoles de re-construirla adaptada a los estándares actuales. Desde aquí lanzo el guante al /a  la valiente que se atreva a hacerlo y por supuesto cuenta con mi total ayuda para que le asesore en todos los detalles que tenía la aplicación original.

Nota: Imaginaos hasta que punto me fascinaba esta aplicación que conservé un Mac Book con procesador Motorola, 4 MB de RAM y corriendo Mac OS 9 solamente para trabajar con esta aplicación. Finalmente la pobre máquina murió y me tuve que despedir de TextureScape para siempre. He intentado volverla a ejecutar varias veces desde entonces con emuladores pero no he conseguido tener éxito.

Retrofuturismo

Deja un comentario

retrofuturismo.jpg

El retrofuturismo, ese concepto que consiste en revisar como nuestros antecesores se imaginaban su futuro que en muchas ocasiones es nuestro presente, es algo que siempre me ha despertado fascinación.

Hay que tener en cuenta que para la mayoría de los autores de este tipo de imaginería lo que estaban haciendo en ese momento no era retrofuturismo sino simplemente futurismo. Retrofuturismo es una etiqueta que se coloca siempre a posteriori, precisamente desde algún punto de ese futuro que ellos intentaban vislumbrar.

Os dejo aquí algunos enlaces a tableros de Pinterest. que recopilan imágenes de este tema para que podáis disfrutarlas igual que he hecho yo.

https://www.pinterest.es/carbone3d/retrofuturism/

https://www.pinterest.es/joelbrosjo/retrofuture/

https://www.pinterest.es/astronautang/retrofuturism/

https://www.pinterest.es/j20517/retrofuturism/

https://www.pinterest.es/davew/retrofuturism-sci-fi-kitsch/

En estos enlaces podréis encontrar tes tipos de categorías, por decirlo de alguna manera, por un lado las imágenes que representan puras especulaciones de sus autores (mis favoritas), es divertido comparar lo que conjeturaban con lo que finalmente ha sido y observar las diferencias. Por otro lado están las fotografías de prototipos de aparatos tecnológicos que pretendían ser un avance a su tiempo y que luego fueron en su mayor parte superados por las tecnologías que finalmente se impusieron y que nos hacen ver estos cachivaches como algo casi cómico. Por último están las que pueden considerarse prácticamente ciencia ficción, pues en ellas los autores se han limitado a dejar volar su imaginación sin restricciones aún siendo conscientes que era muy poco probable que esas situaciones que escenificaban llegaran a convertirse en realidad algún día. En cualquier caso, con cualquiera de esas categorías podréis pasar un buen rato.