Inicio

20 Aniversario de InDesign

Deja un comentario

ID20y.jpg

Hoy toca día de celebración. InDesign la herramienta de  creación de publicaciones multi-página de Creative Cloud cumple 20 años.

Aún recuerdo cuando apareció en el mercado. Todo el mundo lo consideraba una apuesta arriesgada de Adobe frente al todopoderoso Quark Xpress que tenía el casi monopolio de facto del software de creación de publicaciones. En aquellos entonces la mayoría de la prensa especializada se mostraba escéptica respecto a aquel movimiento estratégico de la compañía y no le daban mucha esperanza de vida aquel David que aspiraba a competir con el Goliat que era Quark Xpress.

Sin embargo, por suerte para Adobe, hubo clientes que decidieron darle una oportunidad a este software. Hay que decir que las políticas comerciales, un tanto arrogantes, que por entonces tenía Quark, contribuyeron en gran medida al éxito inicial de In Design. Muchos clientes estaban cansados de tener que lidiar con unos precios de licencias que se aprovechaban claramente de la posición líder que Quark Xpress tenía entonces en el mercado y de un servicio técnico (sobre todo el relacionado con la sustitución de “dongles” de protección anti-copia del software que salían defectuosas) que a veces dejaba mucho que desear y que llegaba a provocar pérdidas en empresas que, impotentes, veían como sus productos no podían salir a tiempo mientras que la competencia desleal les pasaba por delante con copias piratas del software.

Esto, junto con el buen hacer de Adobe que, a pesar de una primera versión de InDesign un tanto irregular en cuanto a rendimiento y estabilidad, siguió apostando por la aplicación, escuchando a sus clientes y dando soluciones a todos los niveles versión tras versión, hizo que el guión que todo el mundo preveía cambiara drásticamente.

En la versión 2.0 se mejoró mucho el funcionamiento, empezó a correr el boca a oreja, los clientes empezaron a migrar, primero poco a poco y luego en masa de Quark Xpress a In Design. Cuando Quark quiso darse cuenta, InDesign les había adelantado por la derecha a toda velocidad y la reacción de Quark fue, en mi opinión, tardía, poco estudiada y demasiado confiada en una posición de liderazgo que demostró no ser tan sólida (nínguna lo es) como habían pensado. Adobe jugaba con la baza de su integración con el resto de herramientas de Creative Suite y Quark demostró no tener capacidad de reacción a la hora de sacar nuevas versiones. Estaban acostumbrados a actualizar la herramienta sin prisas y apenas aparecía una nueva versión de Quark Xpress, venía en seguida una nueva de InDesign que mejoraba con creces tanto a su anterior versión como al propio Quark Xpress.

El resultado fue que InDesign acabó dándole la vuelta al pastel del mercado en un tiempo record desbancando por completo a Quark Xpress de su liderazgo. Hoy día no son pocos los diseñadores jóvenes que ni siquiera han oído hablar de esta aplicación y casi ninguno le sigue la pista ni sabría decirte por que versión va (sigue existiendo, por si te lo estabas preguntando), a pesar de haber sido el líder absoluto de software de pre-impresión y publicación de finales del pasado siglo.

Adobe también aprendió la lección. Quedó claro que ser el líder del mercado no te da ninguna garantía de seguir siéndolo si abandonas la senda de la innovación y la mejora continua y…bueno, el resto de la historia ya la conocéis.

El caso,  es que Adobe ha preparado una serie de plantillas gratuitas en su blog para celebrar esta efeméride. Aquí está el enlace. Espero que las disfrutéis.

Gráfico de InDesign Secrets: https://indesignsecrets.com/indesign-turns-20-years-old.php
Anuncios

Fuentes variables en Illustrator

Deja un comentario

Captura de pantalla 2019-08-16 a las 11.51.49.png

 

Una de las prestaciones más atractivas de las últimas versiones de Illustrator en cuanto a tipografía se refiere, son la fuentes variables. Este tipo de fuentes pueden ser modificadas a través de la variación de una serie de parámetros. Dependiendo de la fuente en concreto estos parámetros pueden incluir variaciones de atributos como el ancho de la fuente, el peso (la densidad), el tamaño de las serifas o incluso el color, por ejemplo entre otras propiedades.

De esta forma al poseer una de estas fuentes tenemos a nuestra disposición  un inmensa de combinaciones de variaciónes de pesos y familias que exceden, por mucho, las variaciones de fuentes tan elaboradas como la Univers.  Tener una de esta fuentes equivale a tener cientos de familias distintas.

En esta web Variable fonts https://v-fonts.com/   podéis acceder a una compilación bastante interesante de muchas de estas fuentes. Dentro de la previsualización de cada fuente se incluyen una serie de deslizadores para poder ver el resultado de modificar los parámetros y comprobar, de esta forma, los cientos de combinaciones posibles.

En la previsualización de cada fuente se incluye un enlace a la web del fabricante donde es posible adquirir la fuente o descargarla (en las de tipo Open Source).

Una vez adquirida e instalada la fuente, desde Illustrator podremos acceder también a los parámetros de dicha fuente variable a través del panel específico para ello.

Los tesoros escondidos II. Adobe recupera las fuentes inacabadas de la Bauhaus

1 comentario

Bauhaus.png

¡Me encantan este tipo de historias! Si hace un año os explicábamos como Adobe había creado un conjunto de pinceles para Photoshop basándose en los pinceles reales que utilizó el artista Edvard Munch ahora la compañía vuelve a sorprendernos con una nueva iniciativa aún más conmovedora si cabe. Se trata nada más y nada menos que rescatar diseños inacabados de tipografías de la Bauhaus de Dessau que se vieron interrumpidos por la llegada del nazismo al poder lo que precipitó el cierre de la famosa Escuela de diseño.

Ahora Adobe con la ayuda de la fundación Bauhaus Dessau ha organizado un grupo internacional de estudiantes que bajo el liderazgo del famoso tipografo  Erik Spiekermann se han dedicado a rescatar el diseño de 5 fuentes inacabadas por los diseñadores Alfred Arndt, Carl Marx, Joost Schmidt, Reinhold Rossig y Xanti Schawinsky y los han convertido en fuentes digitales que estarán disponibles para todos los usuarios de Creative Cloud a través de Typekit.

De momento están disponibles las fuentes “Xant” y “Joschmi” y en breve estarán disponible tres fuentes más “Alfarn”, “Reross” y otra fuente más creada por Carl Marx

Más información en: https://adobehiddentreasures.com/

 

Todos los pinceles de Kyle Webster ahora disponibles para usuarios de Creative Cloud.

1 comentario

KBJA

 

Pues sí, finalmente hace unas semanas Kyle entró a formar de la plantilla de Adobe y eso supone una muy buena noticia para todos los creativos.

De entrada todas las colecciones de pinceles de Kyle, que estaban entre los objetos de deseo de la mayoría de artistas digitales, pasan a formar parte de Creative Cloud y están a la disposición de cualquier usuario sin coste adicional. Puedes ir a la web y descargarlos desde https://www.adobe.com/es/products/photoshop/brushes.html . Una vez descargados ya podrás añadirlos a tus colecciones de pinceles de Photoshop o Adobe Sketch.

PincelesKyle

¡Qué bien me lo he asado probando los pinceles Manga de Kyle en Adobe Sketch!

Por otra parte, la incorporación de Kyle nos garantiza que tendremos pronto nuevas y excitantes colecciones de pinceles ya que ahora dispone de todas sus horas laborables para desarrollar nuevas ideas dentro de Adobe. Bienvenido Kyle!

kyleansus.png

Con Pepa Porta y el bueno de Kyle en el OFFF de este año en Barcelona.

Adobe Stock ahora también con plantillas y objetos 3D

Deja un comentario

stockAdbjpg.jpg

Ya hace algún tiempo que Adobe adquirió Fotolia, uno de los fondos de imágenes de stock más populares, y lo convirtió en Adobe Stock. Desde entonces hasta ahora este servicio no ha dejado de evolucionar. El último paso al respecto es la posibilidad de poder adquirir plantillas de Illustrator y Photoshop y Objetos 3d para utilizar en Adobe Dimensions.

FramesJPG.jpg

Las plantillas son archivos en formato .AIT o .PSDT que se abren en Illustrator o Photoshop respectivamente como documentos nuevos con todas sus capas intactas y listas para modificar y adaptarlas a las necesidades de nuestro proyecto. Las hay de todo tipo, las que permiten utilizar como base para flyers, catálogos, tarjetas etc, las que permiten elaborar mockups y prototipos para todo tipo de webs y aplicaciones interactivas o las que sirven como inicio para crear una ilustración o creatividad venciendo el desconcierto de la página en blanco. Muchas de estas plantillas incluyen elementos personalizables que permiten generar multitud de propuestas a partir de una diseño original. Realmente poder contar con este tipo de documentos va a facilitar mucho el trabajo a los profesionales creativos.

Furniturejpg.jpg

Por otra parte se incluyen una buena colección de objetos y materiales listos para arrastrar de las bibliotecas creativas al lienzo de Adobe Dimensions. Esto facilita y simplifica al máximo la creación de escenas 3d de calidad aunque el modelado 3D no sea una de tus especialidades.

Sin duda estos añadidos hacen de Adobe Stock una oferta todavía más atractiva y  la convierte en un poderoso aliado de la gran mayoría de creadores gráficos. Teniendo en cuenta que los precios de subscripción además son bastante razonables pienso que vale la pena contemplar la posibilidad de ampliar la subscripción de CC con Adobe Stock si sois de los que necesita la ayuda de poder contar con material de archivo de forma instantánea en vuestros trabajos.

…Y por supuesto todo hace suponer que esto no es más que el principio y que en un futuro bastante cercano vamos a ver como se amplía el portafolio de ficheros disponibles en Adobe Stock.

Bye, bye Muse

2 comentarios

muse.png

Pues sí. Tras unos primeros años cosechando éxitos y haciendo las delicias de los diseñadores gráficos en la web Adobe Muse nos dice Adiós.

Recientemente Adobe ha anunciado que a finales de Marzo aparecerá la última release de Muse y que a partir de ese momento cesa el desarrollo de la aplicación. Se seguirá dando soporte sobre el software hasta 2019. Más allá de esa fecha se acabó, Muse correrá la suerte de otras aplicaciones como Edge Animate o Fireworks.

Ya estamos más que acostumbrados a este tipo de noticias en el mundo del software. La tecnología avanza cada vez más rápido y nichos de mercado que daban sentido a una herramienta desaparecen de la noche a la mañana o se transforma tan radicalmente que se vuelven irreconocibles. Pero ¿cuáles han sido las causas que han motivado a Adobe tomar esta decisión?

La respuesta la encontramos en la propia evolución en el entorno tecnológico. Adobe Muse se hizo pensando en los diseñadores gráficos, para que pudieran crear  webs de gran impacto visual y aprovechándose de los avances de las últimas prestaciones HTML sin tener que escribir ni una sola línea de programación y con la misma sensación de control y dominio que tenían diseñando publicaciones para papel. En su día -año 2010- esta aproximación tenía sentido pero hoy ha quedado totalmente desfasada. ¿Por qué?, porque por un lado existen webs que representan a marcas o empresas que necesitan altas prestaciones de gestión de contenido, un buen diseño UX y un nivel de desarrollo importante para poder ofrecer un rendimiento óptimo, una actualización constante e integración con múltiples tecnologías, sistemas de analítica, sistemas de personalización y servicios web. Estos complejos diseños requieren de la colaboración de equipos de diseño creando la capa de experiencia de usuario, -wireframes, mockups etc-, trabajando estrechamente con equipos de desarrollo para implementar todo el sistema tanto la parte front-end, la de presentación, como back-end, la de funcionalidad. Muse jamás fue concebido para la confección este tipo de portales que requieren, por un lado, de herramientas de UI-UX como Adobe XD y por otro de herramientas de desarrollo como Brackets y  de gestores de contenido como Adobe Experience Manager.

En el otro extremo están los particulares o las pequeñas empresas u organizaciones que simplemente necesitan una web atractiva para darse a conocer y promocionar su trabajo. En este caso lo que se busca es la posibilidad de crear algo impactante visualmente pero que no requiera de grandes equipos de creación ni de grandes inversiones de tiempo y dinero. En este sentido, de un tiempo a esta parte han aparecido en el mercado multitud de herramientas tipo “halo tú mismo” que, en apenas minutos y a través de la utilización de plantillas y asistentes permiten crear webs de aspecto profesional incluso a usuarios nóveles y sin conocimientos de diseño o programación. En Adobe existen varias herramientas que entrarían en esta categoría como Adobe Portfolio que permite crear webs de portafolio profesional para artistas y creadores o Adobe Spark que permite crear webs de storytelling de gran impacto.

Muse pues se quedaba en un territorio intermedio, clientes que no necesitaban grandes prestaciones de analítica o servicios web pero que no querían limitarse a las opciones restringidas de diseño que ofrecen las plantillas y querían tener más libertad de diseño. El problema es que este territorio se ha ido estrechando cada vez más hasta casi desaparecer. Por un lado las necesidades de las empresas que necesitan tener presencia en la web han ido aumentando a la vez que evolucionaban tecnologías de analítica y gestión de contenido accesibles económicamente a las más pequeñas como los niveles de entrada de Google Analytics o gestores como WordPress. Por otro lado tanto los asistentes de creación web de Adobe como los de otros fabricantes han ido aumentando considerablemente las opciones de personalización y los han vuelto más flexibles. Además hay que tener en cuenta como el auge de las redes sociales ha relativizado la importancia de la web corporativa de muchas organizaciones que se limitan a tener una web informativa en su mínima expresión e invierten mucho más tiempo en actualizar su presencia en dichas redes sociales.  La conclusión es que la plataforma de usuarios activos de Muse se ha reducido drásticamente en los últimos tiempos, hasta un punto en el que a Adobe no le merece la pena mantener los altos costes que supone tener en activo un equipo de desarrollo de producto con los estándares de calidad habituales de las aplicaciones de Creative Cloud.

No os ocultaré el sentimiento de tristeza que ello me produce pues pertenezco a los pocos fieles de esta aplicación -de hecho mi web personal a la hora de realizar este post www.tonilirio.com, está creada con Muse-. Pero incluso yo reconozco que en los últimos meses ni siquiera recuerdo haber abierto la aplicación más que de forma esporádica para hacer algún cambio sin trascendencia en la web y tampoco recuerdo cuando fue la última vez que la utilicé para realizar un proyecto completo aunque fuera pequeño.

Todo lo dicho no es óbice para seguir reconociendo todas las bondades de Muse como una herramienta de diseño fantástica incluso en el terreno de webs responsivas con las prestaciones añadidas en las últimas versiones. Nos queda el consuelo que todavía podremos utilizarla durante algún tiempo, pero no nos engañemos, es poco probable que la mayoría de nosotros lo haga de forma intensiva vistas las tendencias del mundo tecnológico, salvo, quizá, unos pocos incondicionales.

Enfín, el mundo del software es así. Todo se transforma de forma acelerada y estoy seguro que no será la última vez que veamos desaparecer viejas herramientas para ver el nacimiento de otras nuevas. De hecho siempre ha sido así, la diferencia quizá es que ahora los ciclos de vida de las aplicaciones que surgen es más corto en consonancia con los cambios tecnológicos. Tiene toda su lógica pero los que ya llevamos algunos años en este mundillo no podemos evitar sentir ese extraño tipo de melancolía cada vez que pasa a mejor vida una aplicación a la que habíamos llegado a cogerle cariño porque, de alguna manera, forma parte de nuestra historia personal.

Lorem Ipsum II

Deja un comentario

Hace ya unos años escribí un post en el blog en el que hablaba de algunos enlaces útiles para producir texto simulado. Este texto simulado es muy útil cuando queremos hacer prototipos o mockups de diseño que incluyen elementos que representan párrafos. Estas herramientas nos ahorran tener que escribir textos aporreando el teclado y nos sirven un texto listo para colocar en su contenedor y con un aspecto visual de texto real, no el típico “jkhekjhgkjdghkdhgjkfghkjd” que se teclea impulsivamente cuando se quiere mostrar que se está introduciendo un texto y que, en mi opinión, es una de las peores prácticas durante una demostración.

En esta segunda entrega os quiero presentar algunas opciones adicionales.

Blind text Generator

BlindText.png

Se trata de un generador de texto simulado en varios idiomas que tiene la particularidad que nos deja escoger entre varias obras literarias como fuente del texto. También es posible escoger el número de caracteres o palabras y párrafos que deseamos así como sí incluir o no el “tag” de párrafo de HTML. El texto se puede copiar al portapapeles pulsando un botón. http://www.blindtextgenerator.com/es

Little ipsum

ScreenShot.png

 

Se trata de una simpática aplicación para Mac OS desarrollada por Dustin Senos y que puede descargarse desde el Mac App Store. Es tan sencilla como efectiva. Simplemente aparece un icono de la letra “L” en la barra superior del Finder y haciendo clic sobre ella aparece un menú desplegable que nos permite copiar al portapapeles una o varias palabras, frase o párrafos que luego podremos pegar donde queramos.

littleIpsum.png

Si aún os parece poco, en este enlace también podéis encontrar algunas alternativas que también podéis probar. https://www.producthunt.com/alternatives/little-ipsum

Older Entries