Inicio

Estamos mirando en la dirección equivocada

3 comentarios

bluelight.jpg

En sociedades como en las que vivo lo normal es que como ciudadanos nos preocupemos por las actuaciones de nuestros políticos. Queremos que se nos tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones en los parlamentos porque se supone que las decisiones que se toman allí afectan a nuestras vidas. Ejercemos nuestro derecho al voto y a la manifestación para mostrar nuestro acuerdo o desacuerdo con las acciones que hace la clase política y nos lo tomamos muy mal cuando el gobierno de turno toma medidas impopulares sin tener en cuenta nuestras opiniones.

No obstante a nadie parece importarle lo que se cuece en las reuniones del W3C, de otros consorcios de estándares o de corporaciones como Apple, Alphabet, Facebook etc. Cuando lo que allí se decide va a impactar mucho más directamente y mucho más drásticamente sobre nuestras vidas que la  enésima ley de educación.

Damos por hecho que esas decisiones pertenecen al ámbito privado de las empresas o los comités y que evidentemente ahí no pintamos nada. No sólo aceptamos sin problemas que no tengamos derecho a dar nuestra opinión allí sino que es algo que, en general, no nos preocupa en absoluto, nos trae al pairo. Al fin y al cabo son empresas privadas ¿no?

Asumimos de forma inconsciente, que si dichas entidades tomaran decisiones que pudieran alterar demasiado nuestro modo de vida “alguien haría algo“, principalmente las instituciones públicas o que, en el peor de los casos, nosotros como consumidores tenemos la libertad de dejar de utilizar un servicio si el fabricante que lo proporciona hace algo que no es de nuestro gusto.

Las empresas y consorcios que se encargan de tejer la realidad tecnológica del mañana (que cada vez más tiende a ser la “realidad” a secas) conocen perfectamente nuestro desinterés general por sus investigaciones y lo celebran. Están encantados que les dejemos trabajar sin prestarles casi ninguna atención. La política además les proporciona una estupenda cortina de humo para mantener a la gente distraída y refunfuñando desde las mismas redes sociales que parte de estas empresas proporcionan y facilitan para mantener nuestra miopía.

Y mientras, ellos avanzan definiendo protocolos de comunicación, algoritmos de inteligencia artificial, sistemas de encriptación, estrategias de marketing digital, patrones de comportamiento y toda una serie de mecanismos que permitirán que cada día sea más fácil manejarnos como a meras hormigas de laboratorio.

Nosotros, a lo nuestro, preocupándonos de si se saca tal o cual autobús propagandísitico a la calle, de si tal o cual figura política ha publicado tal o cual disparate, de si se ha producido tal o cual caso de corrupción. No digo que esos asuntos no tengan importancia pero sigo pensando que tienen menos importancia que otras decisiones que toman dichos agentes privados y que van a determinar que vas a hacer dentro de unos años desde que te levantes hasta que te acuestes, que van a dictaminar de que vas a trabajar, -si es que vas a trabajar-, que es lo que vas a ver, escuchar y que vas a poder o no poder decir o publicar. La tecnología sigilosamente se va introduciendo en los ámbitos políticos, económicos y sociales. Nosotros seguimos viviendo en la alucinación de que cuando queramos podemos dejar de utilizar las redes sociales, el correo electrónico, las tarjetas de crédito o incluso la propia internet mientras seguimos facilitando alegremente más y más información acerca de nuestra vida y nuestras personas a cambio de una nueva colección de emoticonos. Esta información sirve para refinar cada vez más los algoritmos que crean modelos que permiten predecir y adivinar nuestro comportamiento. Ante este hecho no puedo dejar de recordar a los indigenas americanos que entregaban grandes extensiones de terreno a los colonizadores a cambio de baratijas y cuentas de vidrio de colores.

En el background de todo esto hay un grupo de personas muy inteligentes que sueñan con llevar a cabo sus utopias y están convencidas de poder diseñar el destino de la humanidad  a su gusto sin, por supuesto, tener que pasar por el engorroso e inútil proceso de consultar nuestra opinión al respecto.

Foto: Alviman

Diez frases que no hubiéramos entendido hace apenas diez años

Deja un comentario

phones.jpg

La tecnología avanza a un paso super acelerado de tal manera que cada vez se necesita menos tiempo para hacer que el panorama  en el que vivimos se haga irreconocible a alguien del pasado.

Si un habitante de 1900 se hubiera quedado dormido y no hubiera despertado hasta 1910, apenas habría notado diferencias  drásticas en el uso de la tecnología, ni siquiera si cambiamos los años entre 1950 y 1960. Sin embargo nuestro yo de 2007 probablemente se sentiría muy des-ubicado si viajara de golpe a 2017 e intentara captar a la primera mucho del contenido de conversaciones actuales dónde interviene la tecnología. He aquí algunas frases de uso común que probablemente nos habrían sonado a etrusco hace apenas 10 años.

  1. “Cuándo llegues a casa envíame un whatsapp…y haz caso al GPS!”
  2. “No veas la que se ha liado esta mañana en Twitter” (Twitter ya existía en 2007 pero ni de lejos tenía la importancia actual, solamente la conocían cuatro nerds y early adopters)
  3. “¿Probaste la app de GTD para iPad que te dije?”
  4. “Me encanta su Instagram, es super hipster”
  5. “¿Me followeas?”
  6. “Sería capaz de cualquier cosa por unos cuántos likes
  7. “Se deja su Tesla siempre enchufado delante del co-working”
  8. “Solamente puedes ver selfies en su timeline, WTF!?”
  9. “El periscope ya no se usa, utiliza el Stories
  10. “Yo hago trading con esta app, es lo menos arriesgado si pasa otra vez como en 2008”

Lo realmente interesante es proyectar esto mismo hasta el futuro. ¿Os imagináis, cuales podrían ser estas frases dentro de 10 años? Es imposible saberlo pero es inevitable sentir cierta fascinación fantaseando sobre ello. Aún a sabiendas de que tengo el 100% de probabilidades de fallar, no he podido resistir la tentación de conjeturar acerca de cuáles podrían algunas de esas frases en 2027.

  1. “Este coche siempre elige el mismo camino para llevarme hasta a casa, y mira que le he dicho que se salte las estaciones de carga”
  2. “Y me lo confesó todo sin sospechar que le estaba grabando con los ojos”
  3. “En esa room tienes mucho más espacio, es mejor que pasear por el Londres de verdad”
  4. “Dice el coche que me recoge en 10 minutos”
  5. “Me equivoqué de opción y el chino empezó a hablarme en alemán en lugar de en español”
  6. “Acerca más la muñeca que aún no tengo los datos en mi ID”
  7. “Me quiero imprimir una con cinco habitaciones”
  8. “Imprímeme dos hamburguesas que en seguida llego de hacer el check-in en nombre la app de turno”
  9. “Yo también dije que no me implantaría nada debajo de la piel, y mírame ahora!”
  10. “¿Te acuerdas cuando los fingers de pollo los hacían de pollos muertos?”

¿El fin de las pantallas? ..no lo creo.

Deja un comentario

ccimage.jpg

 

En este artículo la ingeniera de Microsoft Dona Sarkar predice el fin de las pantallas y la vuelta a un interface 3D donde toda la interacción con el resto de usuarios se realizará sin renunciar a la tercera dimensión. Comenta que la típica estampa de personas mirando a sus pantallitas desaparecerá de nuestra escena diaria y será sustituida por un espacio virtual dónde, aún no se sabe muy bien como, se nos podrá ver gesticulando dentro de un espacio 3D holográfico . En otras palabras sentencia el fin de las pantallas (llega a afirmar “voy a a quitar las pantallas de sus vidas“) como si éstas hubieran sido un mal necesario debido a una tecnología arcaica que nos obligaba a renunciar a la tercera dimensión.

Dejando a un lado el hecho de que ciertamente las escenas de hileras enteras de personas inclinadas hacia las pantallas de sus dispositivos móviles no deja de ser inquietante y estando de acuerdo de que los avances en 3D e imagen holgráficas pueden tener multitud de aplicaciones, en lo que no concuerdo para nada es la obsolescencia de las pantallas como concepto ni en su desaparición.

Si bien podemos llegar a la conclusión de que para algunas aplicaciones la pantalla puede ser sustituida por otro dispositivo que permita un uso más ventajoso (las conversaciones con avatares 3d de nuestros interlocutores para establecer un ambiente de discusión más enriquecido podría ser un ejemplo), en otras ocasiones  no veo que la adición de la tercera dimensión aporte nada e incluso puede dificultar depende que tareas. Para comenzar hemos de tener en cuenta que las pantallas, como superficie plana para trabajar, no son un invento del siglo XX sino que ya eran utilizadas en la era de las cavernas para representar no sabemos aún muy bien el que, pero con la clara intención de aprovechar la bi-dimensionalidad para representar elementos 3D.

cueva.jpg

Pinturas 2D en Altamira sobre la “pantalla” de la pared de la cueva

Durante siglos miles de artistas, artesanos y científicos han utilizado las posibilidades del 2D donde la eliminación del 3D no sólo no era un problema sino que aportaba muchas ventajas de sintetización y simplificación que en la gran mayoría de ocasiones aportaban un montón de ventajas eliminando el “ruido” que supone toda la información innecesaria que añade el 3D. Los libros, los cuadros, los carteles, las partituras, las fórmulas matemáticas sobre una pizarra no dejan de ser diferentes tipos de pantallas que no necesitan el 3D ¿os imagináis leyendo un texto en 3D, qué ganamos?.

Concretamente en el entorno del arte es dónde se hace más evidente cuando el uso del 3D realmente es necesario y cuando no supone más que una molestia. En disciplinas como la escultura o la danza es evidente que la tercera dimensión tienen un papel fundamental sin embargo en otras como el dibujo, la pintura, la música o la literatura no parece que el 3D tenga mucho que hacer en general. Incluso cuando un artista plástico intenta simular el 3d dentro de una imagen mediante el uso de perspectiva u otros procedimientos no lo hace porque no pueda acceder al 3D pues siempre podría realizar una escultura, sino precisamente por la fascinación que produce la representación de esta tercera dimensión en una superficie plana. Incluso la mayoría de escultores reconocen que el trabajo en la tercera dimensión no es más que una prolongación lógica de la disciplina del dibujo plano. Y es que tanto el 2D como el 3D son dimensiones que se desarrollan dentro de nuestros cerebros que me atrevería a afirmar que son “multidimensionales” pues manejan otras muchas dimensiones aparte de las 3 espaciales. Dentro del vasto universo que representa la mente humana encontramos aplicaciones donde la tercera dimensión realmente aporta un elemento valioso a la existencia y otras donde sencillamente lo plano, el concepto de pantalla es una mejor opción.

Por eso no concuerdo con Dona en lo referente a la idea de revolución holográfica que parece leerse entre líneas dentro de su mensaje. Más bien pienso que dicha tecnología ocupará los nichos dentro del entorno de la comunicación, la ciencia, la educación, el entretenimiento etc. dónde esta tecnología realmente suponga una ventaja diferenciadora y convivirñan armónicamente con la bidimensionalidad y las pantallas. Las pantallas al menos como concepto pienso que tienen todavía una larga vida.

Adobe Livefyre

Deja un comentario

LiveFyre.png

Recientemente Adobe adquirió la solución Livefyre y la incluyó en su gestor de contenido Adobe Experience Manager.

Lo que hace esta solución es tan simple como efectivo. Recoge toda la información y el contenido que los usuarios están generando en redes como Twitter, Instagram, Youtube o Facebook acerca de una marca, una tema o un hahstag específico. Una vez ha recopilado toda esa información la traslada a una o varias carpetas y la deja lista para que los moderadores escojan las aportaciones más valiosas. Una vez hecha la selección, disponemos de una buena colección de Apps que nos permiten crear elegantes widgets, a partir del contenido generado por el usuario (CGU) que podremos incluir como parte de nuestra propia web. Ni que decir tiene que la solución también incluye los mecanismos para gestionar los posibles casos de gestión de derechos.

Screen Shot 2017-02-13 at 16.23.48.png

Dentro de las aplicaciones disponibles hay

  • Blogs en vivo
  • Chats
  • Notas laterales
  • Revisiones de producto o servicios
  • Encuestas
  • Muros de tendencias
  • Postales de destacados
  • Carruseles
  • Mapas
  • Botones de carga de imágenes

En las imágenes que hay a continuación podéis ver algunos ejemplos de marcas y empresas que ya están aprovechando el poder del contenido generado por el usuario para crear comunidades y lazos de confianza con sus clientes así como atractivo plus para sus webs.

cnnRecipes.png

De esta forma tan interesante CNN incluye las recetas que sus teleespectadores cuelgan en Instagram

map.png

En Estadao, incluyen este mapa con las aportaciones de sus lectores

opiniones.png

Un ejemplo de como incluir las opiniones de tus lectores

destacado.jpg

Ejemplo de contenido destacado

Todas las apps son personalizable y es posible adaptar su aspecto a la imagen de marca con la que estemos trabajando. No obstante, si no tenemos suficiente con la nutrida colección de widgets que nos ofrece la solución es posible acceder a una API dónde, con el trabajo de desarrollo adecuado, podremos elaborar nuestras propias apps

Mi experiencia de 10 años en Adobe

Deja un comentario

 

trophy.jpg

Mi trofeo de 10 años en Adobe

 

 

Como comentaba en mi anterior post, recientemente he cumplido 10 años trabajando en Adobe. Como también decía en ese artículo jamás habría imaginado que llegaría hasta aquí. Han sido 10 años intensos y el balance es tremendamente positivo.

Trabajando en Adobe he aprendido muchísimas cosas a nivel profesional, técnico, creativo, personal y de negocios. He conocido a gente interesantísima, he hecho amigos de todos los rincones del mundo, he acudido a multitud de eventos y visitado un montón de lugares que probablemente no habría conocido nunca de no haber estado aquí. Las condiciones laborales y el ambiente de trabajo también han sido excelentes sobretodo si los comparamos con la media de la empresa española. El nivel de exigencia también es muy alto pero cuando te apasiona tu trabajo eso no es un problema sino casi una ventaja :). Es por eso que, al echar la vista atrás me doy cuenta de que en pocos, en muy pocos puestos de trabajo habría estado mejor que aquí.

Por supuesto no todo ha sido de color de rosa, ha habido momentos duros, incluso ha habido momentos muy duros, pero creedme si os digo que los buenos los compensan con creces. Por eso pienso sinceramente que Adobe es uno de los mejores lugares para trabajar como así ha sido acreditado en numerosas ocasiones.

Congrats.jpg

De nada!

No se cuanto tiempo más continuaré trabajando aquí. Los diez años ya han superado mis expectativas más optimistas así que lo que venga me lo tomaré como un espléndido bonus. Mientras me quieran con ellos y se siga manteniendo este extraordinario ambiente de trabajo yo estaré dispuesto a seguir dando lo mejor de mi mismo.

Por eso quiero expresar mis más sinceros agradecimientos a las personas que en su día hicieron posible que yo esté aquí ahora, especialmente a Miquel Bada, Ana Mesas y Alfons Sort. También quiero dar las gracias a todas aquellas personas que me han acompañado profesionalmente, dentro y fuera de Adobe, durante estos 10 años y de las que he aprendido mucho. En este caso la lista es tan larga que prefiero obviarla para no cometer la injusticia de omitir a alguien, en cualquier caso ellos sabes quienes son. En serio, muchas gracias!

 

10 Años en Adobe, 10 años del blog Uklaworld

Deja un comentario

Ayer recibí el trofeo que acredita que llevo 10 años trabajando en Adobe. Es para mí un gran orgullo haber llegado hasta aquí pero os aseguro que han sido 10 años que han pasado rapidísimo.

Esta misma mañana recibía la noticia de WordPress de que he cumplido 10 años con el blog. Han pasado igual de rápido. Sinceramente, cuando todo esto empezó jamás imaginé que llegaría a cumplir 10 años ni trabajando en Adobe ni con el blog.

Screen Shot 2017-01-25 at 9.24.43.pngEn Adobe en realidad llevo más de 10 años pues empecé a colaborar regularmente con ellos en 2005 en calidad de freelance. Más adelante en 2007 me ofrecieron un puesto como empleado que acepté inmediatamente pues hacía años que era fan de la marca. De hecho el blog Uklaworld nació de la manera más tonta que os podáis imaginar a raíz de empezar a trabajar para Adobe.

Como nació el blog

Resulta que por aquellos entonces, hace 10 años, solíamos hacer webminars para nuestros usuarios (algunos de vosotros los recordaréis) donde mostrábamos flujos de trabajo creativos dentro de múltiples áreas de diseño, web y vídeo así como las novedades que iban apareciendo en las nuevas versiones de las aplicaciones. Por aquellos entonces, una de las nuevas prestaciones que ofrecía un software llamado Contribute era la posibilidad de publicar directamente en blogs bajo tecnología Blogger o WordPress. En aquellos tiempos los blogs empezaban a ser populares aunque aún muy lejos de lo que son hoy día. No todo el mundo, por difícil que sea imaginarlo ahora, sabía que era un blog.

Yo seguía algunos blogs como lector pero jamás me había planteado hasta la fecha crear un blog propio. El caso es que para realizar aquel webminar con éxito había que tener un blog en el cual publicar algo desde Dreamweaver, así que opté por crear un blog en WordPress con la idea de eliminarlo poco después de realizar la demostración, es decir, la idea era utilizar el blog únicamente como ejemplo.

Hice un par de posts antes del día del webminar para que no se viera el blog totalmente vacío, hice el ejemplo durante la demostración y en teoría ahí debería haber terminado la cosa pero …. me dije ¿por qué -ya que está hecho- no sigues un poco más? ¿por qué no probamos la experiencia de hacer un blog? De todos modos no tenía ninguna presión para continuar y había leído que el 98% de los blogs que se creaban acababan abandonados antes del finalizar el primer año así que pensé “¿Por que no?, voy a seguir y en cuanto me canse lo abandono y listos, total seré uno más de ese 98%”. Así que fue así sin darle importancia como empecé a realizar un post y luego otro y otro y así hasta el día de hoy con este mismo post ;-).

Screen Shot 2017-01-25 at 10.12.52.png

Primer post del blog (cómo podéis ver he cumplido lo que escribí en él ;-))

Sorprendentemente para mí, el blog me iba motivando cada día un poco más y las visitas no dejaban de crecer así que lo que comenzó como algo totalmente casual se fue convirtiendo en un hábito que forma parte de mi día a día. Cuando me di cuenta de que la cosa no iba a ser flor de un día y que hacía visos de ser algo duradero me auto-impuse la disciplina de hacer un mínimo de 4 posts al mes y he de decir que durante todos estos años he conseguido cumplir ese objetivo casi al 100% con algunos pocos meses donde el nivel excepcional de trabajo o compromisos no me ha permitido mantener ese mínimo.

Screen Shot 2017-01-25 at 10.13.47.png

Post que realicé durante el webminar de Contribute

Me consta que el blog ha sido una herramienta útil para mucho usuarios e incluso yo mismo lo utilizo en numerosas ocasiones para consultar información que no recordaba. Eso es algo de lo que estoy especialmente satisfecho y orgulloso de este blog. Al principio las visitas crecían hasta estabilizarse en las 200 visitas diarias de media. Desde 2014 he notado una bajada gradual en las visitas impactado en gran medida por la explosión de las redes sociales. Actualmente recibo una media de 140 visitas diarias. Como podéis comprobar Uklaworld nunca ha sido un blog con visitas masivas pero si que tiene muchos seguidores fieles de hace años y también me consta que se puede encontrar información útil o curiosa para un perfil muy concreto de visitante relacionado con el diseño y la tecnología.

¿Cuánto tiempo más continuaré con el blog? Pues no lo sabía al comenzar y no lo se aún. De momento tengo la intención firme de seguir con él y así lo haré mientras me siga motivando.

…Por cierto, Contribute de discontinuó a los pocos años ;-).

CyborgNest North Sense

1 comentario

screen-shot-2016-09-19-at-11-24-45

.

En más de una ocasión he afirmado que  los objetivos de la tecnología cibernética no deberían limitarse a eliminar discapacidades en un individuo mediante la creación de prótesis biónicas como brazos, manos o piernas sino también a ayudar a mejorar las capacidades de nuestro cuerpo físico mediante la adición de nuevas funciones y “sentidos” que nos permitir extender las posibilidades de nuestro cuerpo.

Esta idea que quizá alguien pueda pensar arrogante o soberbia no es para nada novedosa. Durante toda la historia el hombre ha tratado, y en muchos casos conseguido, superar las limitaciones de su cuerpo natural, desde la propia ropa que vestimos hasta toda la colección de herramientas que hemos inventado tienen ese fin. Ni siquiera la idea de ampliar nuestras posibilidades mediante la tecnología cibernética es nueva. Con la popularización del uso de smartphone el común de los ciudadanos ha adquirirdo “poderes” que nuestros antepasados ni tan siquiera eran capaces de soñar. Podemos acceder a una cantidad ingente de información al instante como si lleváramos constantemente una biblioteca o un oráculo a nuestro lado, podemos comunicarnos con personas en casi cualquier lugar del mundo desde casi cualquier parte, podemos saber que tal les va a personajes famosos (y no tan famosos) casi a tiempo real y tenemos a una especie de “duende” que, en forma de GPS, nos dice por donde tenemos que ir para llegar a cualquier parte. Que esto sea algo que nos parezca normal hoy día por su uso habitual no quiere decir que se traten de capacidades asombrosas y casi milagrosas vistas en perspectiva.

Pues bien, desde este marco conceptual donde le damos la bienvenida a “North Sense” un proyecto liderado por el Cyborg Neil Harbisson que pretende aumentar nuestras capacidades añadiéndonos un sentido más a los cinco ya existentes. En este caso se trata de un pequeño aparato, bautizado como North Sense, que cabe en la palma de la mano y que puede adherirse fácilmente a cualquier parte de nuestro cuerpo. Con dicho dispositivo  sentiremos una vibración cada vez que nuestro cuerpo esté orientado hacia el norte, imitando así la capacidad innata que tienen muchas especies en el reino animal y que, según parece, nuestra propia especie también tuvo en alguna medida antes de que nuestros cachivaches electrónicos permitieran su total atrofia.

Ya está disponible en pre-venta por un precio de 350€ que podemos considerar razonable para aquellas personas que puedan sacar provecho de este nuevo sentido (exploradores, deportistas de alta montaña, marineros…) y quieran comprometerse con su evolución particular coo individuo hacia otro estadio de organismo ciborg. Esperemos que esta sea la primera de muchas iniciativas que tengan como fin el mejoramiento de la especie y la transición de la condición humana a la condición trans-humana.

Más infomación en http://www.cyborgnest.net/

 

Older Entries