Inicio

Adobe Scan

Deja un comentario

AdobeScan

 

Adobe ha lanzado una de esas apps para dispositivo móvil que no por simples dejan de ser muy útiles.

Se trata de Adobe Scan. Y lo que hace es tan elemental como eficaz. Desde tu móvil o tu tablet enfocas a un documento con la cámara del dispositivo y la propia app detecta el documento dentro del encuadre. Una vez detectado el documento lo aisla, lo escanea y lo sube a Document Cloud como PDF incluyendo el reconocimiento de texto. La imagen a rastrear también puede provenir del album de fotos del dispositivo.

Aunque el documento queda almacenado en la nube también da la opción de abrirlo en Adobe Acrobat dentro del propio dispositivo. Si disponemos de una suscripción a Document Cloud o Creative Cloud podremos editar el PDF dentro de esta última app, añadir comentarios, realizar búsquedas, combinar páginas o imprimir el documento.

Si en el momento de escanear el documento no tenemos acceso a Internet, no hay problema. El PDF residirá en el móvil o la tablet hasta que nos conectemos, pudieron trabajar con él en cualquier momento.

Es especialmente útil para archivar rápidamente todo tipo de archivos: circulares, tarjetas de visitas, tickets de compra, facturas. Al realizar reconocimiento de texto (en las pruebas que he hecho funciona bastante bien salvo que las condiciones de luz sean pésimas o el documento original esté en muy malas condiciones), luego resulta muy sencillo realizar búsquedas para encontrar rápidamente aquella información que se esté buscando.

Adobe Scan es otro “must have” en nuestro portfolio de apps si trabajamos frecuentemente con PDFs o con documentos en general.

Adobe Scan está disponible para iOS y Android.

Más info en :https://acrobat.adobe.com/us/en/acrobat/mobile-app/scan-documents.html

Trazo predictivo en Autodesk Sketchbook pro

Deja un comentario

 

Hace tiempo que uso Autodesk Sketchbook pro en el iPad, casi desde el principio, pero creo que no exagero cuando digo que la última revisión de esta app de dibujo ha sido la mejor hasta la fecha.

Ahora el lienzo se puede girar, los pinceles han sido re-diseñados desde cero aunque aún se mantienen los antiguos  (en el caso de aerógrafo sigo pensando que la versión anterior es mejor para boquilla finas, el actual no tiñe mucho aunque pongas la opacidad al 100%) y se han añadido otras muchas mejoras de interface

Pero definitivamente una de las nuevas prestaciones que más me gusta es la del trazo predictivo que te permite crear formas armónicas con mucha facilidad. Simplemente determinamos el nivel de sensibilidad del algoritmo y trazamos la forma con el stylus, la app se encargará de hacer el resto y suavizar la forma. En el vídeo podéis ver una muestra rápida de esta nueva función. Reconozco que es fantástica.

Dibujo Vectorial con Gravit

Deja un comentario

graviti

Hoy he probado por primera vez la herramienta Gravit.

Gravit es un software de dibujo vectorial que tiene la particularidad de ejecutarse desde el navegador, no es necesario instalar ningún software y lo cierto es que he quedado muy gratamente sorprendido por su rendimiento.

No podemos esperar la misma cantidad de herramientas y funciones de Adobe Illustrator como es obvio, pero tiene todo el set de utilidades básico que un artista vectorial puede necesitar, como herramientas esenciales de dibujo, modificación de atributos incluyendo degradados y transparencias, panel de capas, funciones de transformación y buscatrazos.

Los resultados se pueden exportar en PNG, JPG, SVG y PDF.

Las ilustraciones se pueden guardar en la galería online y su gestión es visual y muy sencilla. De momento sólo he creado la ilustración que encabeza este post pero ha sido en los primeros tres minutos de probar la aplicación así que ya os podéis hacer una idea de su rápida curva de aprendizaje. Y por supuesto de forma gratuita así que ahora aún hay menos excusas para no lanzarse a experimentar en el mundo del dibujo vectorial.

Más información en https://www.gravit.io

ACTUALIZACIÓN del post.

Acabo de descubrir que el formato SVG que exporta no conserva las transparencias en los degradados y que el formato PDF de exportación no conserva la editabilidad de los objetos así que eso rebaja un poco la puntuación de esta aplicación web aunque sigue siendo un recurso muy válido para crear vectores sin transparencias o ilustraciones con salida bitmap.

Publicar imágenes para Adobe Stock desde Bridge y Lightroom

Deja un comentario

La fotografía de Stock en general y Adobe Stock en particular puede ser una buena vía para dar una salida comercial a tus mejores trabajos de fotografía o ilustración y hacer llegar tu talento a miles de personas en todo el mundo. Desde hace varios meses es posible convertirse en un contribuidor de Adobe Stock en esta URL.

No obstante Adobe te lo pone más fácil ya que algo que se suele ignorar es que también desde Adobe Bridge y desde Lightroom es posible publicar directamente nuestras imágenes en Adobe Stock para poner su licencia de uso a la venta.

En Bridge basta con seleccionar el panel publicar desde el menú ventana y arrastrar las imágenes a dicho panel.

fig1.jpg

Previamente debemos habernos dado de alta en la web de contribuidores de Adobe Stock. Una vez las imágenes estén subidas a la web el propio panel nos informará de ello.

fig2.png

Aparecerá un icono de una nube con el símbolo de “visto” y un mensaje que nos muestra que la carga se ha realizado correctamente. A continuación se abre un nuevo panel que nos permite acceder directamente a nuestro panel de control de Adobe Stock.

fig3.png

Desde ese panel de control el algoritmo de I.A Adobe Sensei nos sugiere una serie de palabras clave basándose en el contenido de nuestra imagen. Las palabras clave son muy importantes para conseguir que nuestros ficheros sean encontrados por los potenciales clientes y lo cierto que el nivel de acierto de las palabras clave automáticas es asombroso. Por supuesto siempre es posible añadir de forma manual tantas palabras clave como sea necesario. Una vez realizado este proceso seleccionamos una categoría para clasificar la imagen y ya estaremos listos para enviar la imagen a revisión. Si la imagen pasa el proceso de revisión (este tiempo puede variar desde pocas horas a un par o tres de días dependiendo del volumen global a revisar) ya estará disponible para la venta.

En Lightroom el proceso también es muy fácil. Basta con seleccionar una o varias fotografías en el gestor de imágenes, y arrastrarlas al apartado Adobe Stock panel de servicios de publicación. Una vez realizada esta operación haremos clic en el botón Publish

fig4.jpg

A partir de ahí el proceso será el mismo que el caso anterior. Accederemos a la consola de Adobe Stock donde gestionaremos las palabras claves, incluiremos la imagen an alguna de las categorías disponibles y ya estaremos listo para enviar a revisión.

Mi experiencia con iPad pro

Deja un comentario

ipadpro.jpg

Los que habéis seguido de forma más o menos regular el blog sabéis que una de mis obsesiones es encontrar la máquina de dibujar definitiva. Aquí algunos post donde hablo de ello.

https://uklanor.wordpress.com/2007/11/04/nueva-wacom-cintiq-12-wx/

https://uklanor.wordpress.com/2011/09/02/inkling-de-wacom-este-producto-promete/

https://uklanor.wordpress.com/2013/09/02/cintiq-companion/

https://uklanor.wordpress.com/2009/11/27/lo-mejor-de-los-dos-mundos/

https://uklanor.wordpress.com/2011/07/12/dibujando-pajaros-una-comparativa-de-diferentes-dispositivos-como-gadgets-de-dibujo/

Hasta hace poco confieso que no acababa de encontrar esta máquina porque a pesar de haber muy buenas opciones en el mercado no había ninguna que cumpliera a la vez con todos los requisitos que le pedía a ese hipotético dispositivo. Los que había o no eran suficientemente ergonómicos o tenían una resolución inadecuada o una potencia insuficiente.

Pero entonces apareció en el mercado el iPad Pro y de nuevo despertó mi curiosidad. Lo cierto es que al principio no las tenía todas conmigo porque pensaba que acaso llegaba demasiado tarde. El iPad original, como sabéis, no traía stylus o un dispositivo equivalente que permitiera la motricidad fina, indispensable para dibujar. Ahora Apple solucionaba ese problema introduciendo una combinación perfecta con el Apple pencil y el iPad Pro, pero en el mercado ya hacía un tiempo que venían vendiéndose bastante bien equipos como la Wacom Companion o la Microsoft Surface que ofrecían la posibilidad de dibujar con un lápiz desde el principio, de ahí mis dudas.

Por suerte tuve la oportunidad de probar un iPad pro y en seguida vi que no había color. No me entendáis mal, tanto la Wacom Companion como la Surface son máquinas estupendas, el programa es que el software de dibujo que manejan tiene un interface que fue concebido para trabajar en un entorno de escritorio y eso se nota a la hora de desenvolverte con el stylus en la pantalla. No es confortable y al cabo de un tiempo es hasta molesto trabajar así (sí, es cierto que aplicaciones como Illustrator tienen interfaces “touch” pero ese tema casi es mejor olvidarlo porque se trata de una versión muy reducida del set de herramientas originales que lo convierte en una app bastante peor que Adobe Draw para iPad, por ejemplo y en la práctica sencillamente no es usable). La ventaja de que las apps para iPad hayan sido diseñadas desde el origen para un entorno “touch” hace que el trabajo con el Apple Pencil sea ágil y hasta divertido. El manejo del Apple Pencil es excelente. La potencia de la CPU también permite trazar líneas sin prácticamente ninguna espera y la sensación es increiblemente buena.

La única pega que le veía al modelo inicial de 12 pulgadas es que era demasiado aparatoso para transportarlo de aquí para allá en mi mochila y poder llevarlo a cualquier parte,como un cuaderno, para dibujar. Aunque esto era un problema mío personal no una pega que lo convirtiera en peor máquina de dibujo.

En Julio adquirí un modelo de 9 pulgadas y os puedo garantizar que no puedo estar más contento. Estoy disfrutando mucho dibujando con él. Para ser una máquina de dibujar aún mejor simplemente es necesario que vaya mejorando el software que hacen para ella, pero esto es algo que tiene fácil solución y cada día puedes más y mejores opciones en al App Store.

Lo único que le haría falta para ser un dispositivo de dibujo prácticamente perfecto es que pudiera dibujarse a plena luz del sol, lo que hoy no es posible de hacer cómodamente. En el mercado han surgido algunas alternativas que apuntan tímidamente en esa dirección como  la tablet de e-paper reMarkable pero que considero que tienen un precio excesivo para el conjunto de prestaciones que ofrece.

remarkable-frontpage.jpg

Diez frases que no hubiéramos entendido hace apenas diez años

Deja un comentario

phones.jpg

La tecnología avanza a un paso super acelerado de tal manera que cada vez se necesita menos tiempo para hacer que el panorama  en el que vivimos se haga irreconocible a alguien del pasado.

Si un habitante de 1900 se hubiera quedado dormido y no hubiera despertado hasta 1910, apenas habría notado diferencias  drásticas en el uso de la tecnología, ni siquiera si cambiamos los años entre 1950 y 1960. Sin embargo nuestro yo de 2007 probablemente se sentiría muy des-ubicado si viajara de golpe a 2017 e intentara captar a la primera mucho del contenido de conversaciones actuales dónde interviene la tecnología. He aquí algunas frases de uso común que probablemente nos habrían sonado a etrusco hace apenas 10 años.

  1. “Cuándo llegues a casa envíame un whatsapp…y haz caso al GPS!”
  2. “No veas la que se ha liado esta mañana en Twitter” (Twitter ya existía en 2007 pero ni de lejos tenía la importancia actual, solamente la conocían cuatro nerds y early adopters)
  3. “¿Probaste la app de GTD para iPad que te dije?”
  4. “Me encanta su Instagram, es super hipster”
  5. “¿Me followeas?”
  6. “Sería capaz de cualquier cosa por unos cuántos likes
  7. “Se deja su Tesla siempre enchufado delante del co-working”
  8. “Solamente puedes ver selfies en su timeline, WTF!?”
  9. “El periscope ya no se usa, utiliza el Stories
  10. “Yo hago trading con esta app, es lo menos arriesgado si pasa otra vez como en 2008”

Lo realmente interesante es proyectar esto mismo hasta el futuro. ¿Os imagináis, cuales podrían ser estas frases dentro de 10 años? Es imposible saberlo pero es inevitable sentir cierta fascinación fantaseando sobre ello. Aún a sabiendas de que tengo el 100% de probabilidades de fallar, no he podido resistir la tentación de conjeturar acerca de cuáles podrían algunas de esas frases en 2027.

  1. “Este coche siempre elige el mismo camino para llevarme hasta a casa, y mira que le he dicho que se salte las estaciones de carga”
  2. “Y me lo confesó todo sin sospechar que le estaba grabando con los ojos”
  3. “En esa room tienes mucho más espacio, es mejor que pasear por el Londres de verdad”
  4. “Dice el coche que me recoge en 10 minutos”
  5. “Me equivoqué de opción y el chino empezó a hablarme en alemán en lugar de en español”
  6. “Acerca más la muñeca que aún no tengo los datos en mi ID”
  7. “Me quiero imprimir una con cinco habitaciones”
  8. “Imprímeme dos hamburguesas que en seguida llego de hacer el check-in en nombre la app de turno”
  9. “Yo también dije que no me implantaría nada debajo de la piel, y mírame ahora!”
  10. “¿Te acuerdas cuando los fingers de pollo los hacían de pollos muertos?”

¿El fin de las pantallas? ..no lo creo.

Deja un comentario

ccimage.jpg

 

En este artículo la ingeniera de Microsoft Dona Sarkar predice el fin de las pantallas y la vuelta a un interface 3D donde toda la interacción con el resto de usuarios se realizará sin renunciar a la tercera dimensión. Comenta que la típica estampa de personas mirando a sus pantallitas desaparecerá de nuestra escena diaria y será sustituida por un espacio virtual dónde, aún no se sabe muy bien como, se nos podrá ver gesticulando dentro de un espacio 3D holográfico . En otras palabras sentencia el fin de las pantallas (llega a afirmar “voy a a quitar las pantallas de sus vidas“) como si éstas hubieran sido un mal necesario debido a una tecnología arcaica que nos obligaba a renunciar a la tercera dimensión.

Dejando a un lado el hecho de que ciertamente las escenas de hileras enteras de personas inclinadas hacia las pantallas de sus dispositivos móviles no deja de ser inquietante y estando de acuerdo de que los avances en 3D e imagen holgráficas pueden tener multitud de aplicaciones, en lo que no concuerdo para nada es la obsolescencia de las pantallas como concepto ni en su desaparición.

Si bien podemos llegar a la conclusión de que para algunas aplicaciones la pantalla puede ser sustituida por otro dispositivo que permita un uso más ventajoso (las conversaciones con avatares 3d de nuestros interlocutores para establecer un ambiente de discusión más enriquecido podría ser un ejemplo), en otras ocasiones  no veo que la adición de la tercera dimensión aporte nada e incluso puede dificultar depende que tareas. Para comenzar hemos de tener en cuenta que las pantallas, como superficie plana para trabajar, no son un invento del siglo XX sino que ya eran utilizadas en la era de las cavernas para representar no sabemos aún muy bien el que, pero con la clara intención de aprovechar la bi-dimensionalidad para representar elementos 3D.

cueva.jpg

Pinturas 2D en Altamira sobre la “pantalla” de la pared de la cueva

Durante siglos miles de artistas, artesanos y científicos han utilizado las posibilidades del 2D donde la eliminación del 3D no sólo no era un problema sino que aportaba muchas ventajas de sintetización y simplificación que en la gran mayoría de ocasiones aportaban un montón de ventajas eliminando el “ruido” que supone toda la información innecesaria que añade el 3D. Los libros, los cuadros, los carteles, las partituras, las fórmulas matemáticas sobre una pizarra no dejan de ser diferentes tipos de pantallas que no necesitan el 3D ¿os imagináis leyendo un texto en 3D, qué ganamos?.

Concretamente en el entorno del arte es dónde se hace más evidente cuando el uso del 3D realmente es necesario y cuando no supone más que una molestia. En disciplinas como la escultura o la danza es evidente que la tercera dimensión tienen un papel fundamental sin embargo en otras como el dibujo, la pintura, la música o la literatura no parece que el 3D tenga mucho que hacer en general. Incluso cuando un artista plástico intenta simular el 3d dentro de una imagen mediante el uso de perspectiva u otros procedimientos no lo hace porque no pueda acceder al 3D pues siempre podría realizar una escultura, sino precisamente por la fascinación que produce la representación de esta tercera dimensión en una superficie plana. Incluso la mayoría de escultores reconocen que el trabajo en la tercera dimensión no es más que una prolongación lógica de la disciplina del dibujo plano. Y es que tanto el 2D como el 3D son dimensiones que se desarrollan dentro de nuestros cerebros que me atrevería a afirmar que son “multidimensionales” pues manejan otras muchas dimensiones aparte de las 3 espaciales. Dentro del vasto universo que representa la mente humana encontramos aplicaciones donde la tercera dimensión realmente aporta un elemento valioso a la existencia y otras donde sencillamente lo plano, el concepto de pantalla es una mejor opción.

Por eso no concuerdo con Dona en lo referente a la idea de revolución holográfica que parece leerse entre líneas dentro de su mensaje. Más bien pienso que dicha tecnología ocupará los nichos dentro del entorno de la comunicación, la ciencia, la educación, el entretenimiento etc. dónde esta tecnología realmente suponga una ventaja diferenciadora y convivirñan armónicamente con la bidimensionalidad y las pantallas. Las pantallas al menos como concepto pienso que tienen todavía una larga vida.

Older Entries